P.J. Washington: un debut para la historia


De rozar la G League a firmar uno de los mejores debuts que ha visto la NBA. Así podría resumirse la situación de P.J. Washington, novato seleccionado en el puesto número 12 del pasado Draft que esta madrugada se ha estrenado como profesional con una actuación que ha hecho las delicias de Charlotte. Anotar 27 puntos, capturar 4 rebotes y lograr un récord histórico es indiscutiblemente una manera magnífica de dar los primeros pasos, y desde luego ya ha aportado un cierto componente de ilusión a una ciudad que se temía (y sigue temiendo) un año fatídico.

Triplista insólito

Washington se ha estrenado en la Liga anotando siete triples en once intentos, unos números que serían extraordinarios bajo cualquier circunstancia pero que ganan en magnitud si hablamos de un debutante. No solo se trata de una cifra jamás alcanzada por aquellos que disputaban su primer encuentro, sino que no hay ni siquiera precedentes cercanos, ya que hasta anoche el máximo de triples anotados por un jugador en su primer partido era de cinco. Esta cifra fue alcanzada por dos hombres: Donyel Marshall en 1994 y Jake Layman en 2016, este último con el añadido de haberlos convertido en tan solo ocho minutos.

Los siete aciertos de Washington son por tanto un nuevo récord, pero no ha sido esta su única forma de entrar en la historia. Sus cifras en anotación, si bien no son tan extraordinarias, sí le colocan en una lista de lo más selecta, ya que solo otros 14 jugadores han anotado 27 puntos en su primera toma de contacto con la NBA, y solo Gordan Giricek lo había hecho en el siglo XXI (2002). Repasando sus nombres encontramos a jugadores históricos como Wilt Chamberlain, Isiah Thomas y Allen Iverson, aunque también hay otros menos memorables como el propio Giricek o Bobby Jackson.

Desde (casi) el primer minuto

En su caso, el de los Hornets no hizo esperar a su hinchada para demostrar de que estaba hecho. Aunque su primera acción en el partido fue perder un balón, el rookie se rehizo rápidamente de su error, y en apenas cinco minutos, sus cinco primeros minutos como profesional, ya había anotado tres triples en tres intentos y levantado de sus asientos a los asistentes al Spectrum Center. Washington fue el mejor de los suyos en el mejor momento de Charlotte en el encuentro, pues los 17 puntos que llevaba al descanso fueron sin duda claves para que los de James Borrego abrieran una importante brecha en la primera mitad.

Si bien en la segunda parte no contó con momentos de tal efervescencia anotadora, P.J. no bajó excesivamente el ritmo, y con otros 10 puntos ayudó a los suyos a llevarse una primera victoria que, en gran parte por el pesimismo general que rodeaba al equipo, ha sentado muy bien. Es cierto que es pronto, prontísimo, para intentar proyectar las posibilidades del novato, pero al menos en Carolina del Norte saben que tienen materia prima que empezar a modelar. De hecho, nadie en la historia de la franquicia había firmado un debut semejante, un peso que para bien o para mal está ahora sobre los hombros del ex de Kentucky.

La G League entraba en los planes

Cuando al inicio del artículo se decía que estuvo cerca de participar en la Liga de Desarrollo no se exageraba en absoluto. De hecho, su propio general manager Mitch Kupchak apeló a esta posibilidad cuando aseguró que “el rodaje extra de la G League” estaba en sus planes para los novatos, “sí, incluso para Washington”. Es obvio que un solo partido no es motivo para trastocar ningún tipo de plan, y habrá que ver cómo evoluciona el rendimiento del jugador a medida que avance el calendario, pero cuando alguien se estrena en la NBA con 27 puntos quizás no sea precisamente rodaje lo que le falta.

(Fotografía de portada: Streeter Lecka/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.