Phoenix Suns: ¿cuál es su techo?


Ricky Rubio hizo mejores a los Phoenix Suns en su única temporada como líder del rectángulo. Chris Paul, palabras mayores, ha traído un salto de calidad infinitamente superior a ese mismo equipo. Pero infinitamente.

Esto no es una crítica o una minusvaloración a Ricky, sino el necesario reconocimiento a una obviedad palmaria y manifiesta: que Chris Paul es uno de los mejores jugadores (no point guards, jugadores) de todos tiempos y que, actualmente, a sus 35 años, le sucede como a LeBron, que su edad es lo de menos; un dato residual que poco o nada afecta al brutal impacto que tiene en todo vestuario al que toca con su gracia.

Los Suns eran una promesa. Un, como dirían Los Aslándticos, ‘Se ven venir, se ven venir’. Y Paul ha sido la impecable apuesta que los está convirtiendo en una sólida realidad en clave de presente continuo. Un equipazo, vamos, que ahora mismo presume del segundo mejor balance de toda la NBA (24-11). Lo repito porque es para leerlo dos veces: el segundo mejor récord de toda la NBA. Y a la espera de todo lo que pueda suceder a partir de abril, que el Dios del básquet dirá.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.