Cuaderno de las Finales 2019: Game 6


“AMJ”. Escrito en el vestuario, en pulseras, en las instalaciones de entrenamiento. Siempre se repetían las mismas letras. “AMJ”. Así desde verano, antes incluso de la pretemporada.

¿Qué significa “AMJ”? Abril, mayo, junio. Eso es lo que quería meter en la cabeza a sus jugadores Nick Nurse desde el primer momento. Lo que importaba de verdad era abril, mayo y junio, todo el periodo anterior tendría momentos buenos y malos que simplemente había que pasarlos con perspectiva y siendo conscientes de que el objetivo estaba más adelante. El objetivo era “AMJ”.

Toronto es el nuevo campeón de la NBA. Es raro escribirlo porque no creíamos que lo tuviésemos que escribir algo así nunca, pero la realidad es que los canadienses terminan el curso como el mejor equipo y no debería haber asterisco en este anillo. O si acaso uno muy pequeño. Al fin y al cabo los Raptors esta temporada han jugado cuatro partidos en el Oracle Arena y han ganado los cuatro.

La primera parte

El último partido de la temporada 2018-19 empezó antes del salto inicial. Kevin Durant se había lesionado el lunes y el Oracle Arena se utilizaba para un partido NBA por última vez en su historia, así que el ambiente no podía ser más caliente. 

For Oakland, For KD en las toallas entregadas al público y mucho ruido desde las gradas y los altavoces. Esa era la gran diferencia con los partidos anteriores, porque el escenario seguía igual y muchos espectadores repetían localidad, como la ¿pareja? de ¿aficionados de los Raptors? que vestían camisetas de los Lakers ¿? detrás del banquillo de los visitantes. 

Pero el encuentro arrancó con Lowry llegando a dobles dígitos más rápido que nunca en su carrera (11 puntos seguidos en menos de 3 minutos, un récord en Finales desde 1977). Ahí ya supimos que este Game 6 no iba a ser ningún paseo militar para Golden State por venir con la ola emocional a favor tras lo ocurrido los últimos días ni que desde Toronto llegasen asustados. Todo lo contrario.

Entre el mencionado Lowry y Siakam los Raptors se mantuvieron arriba en el macardor casi todo el cuarto, hasta que en el minuto 10 los Warriors lograban la primera ventaja de la noche.

Al final del primer periodo los Raptors ganaban de un punto (32-33) y los Warriors no podían quejarse de ello, porque hasta entonces habían desperdiciado el 20% de sus posesiones perdiendo 6 balones.

Los siguientes 12 minutos siguieron más o menos igual, con la misma tónica. Los Warriors regalando ataques, Lowry y Siakam anotando, Klay en una muy buena línea y los dos favoritos al MVP, Curry y Leonard, discretos con solo 9 puntos por cabeza al llegar al descanso.

Para Toronto había dos señales buenas y malas a la vez. Con un offensive rating de 120 puntos y un eFG% del 62,5% difícilmente podían atacar mejor, pero por otro lado solo ganaban por tres puntos.

La segunda mitad

Curry seguía sin aparecer tras el intermedio, lanzando poco a canasta debido a los dobles y triples marcajes en los que era atrapado a veces. Por fortuna para los locales Andre Iguodala estaba haciendo su mejor partido ofensivo desde enero y anotaba desde el arco y desde dentro, superando el 50% en tiros de campo.

También resultaba interesante ver como Steve Kerr insistía con DeMarcus Cousins cuando Serge Ibaka entraba en pista, un emparejamiento que se dio durante toda la noche.

Pero de entre todos los que estaban en pista destacaba uno. Klay Thompson. Klay estaba on fire. Klay estaba siendo Game 6 Klay. Seguía enchufando y llevaba 3 de 4 en el tercer cuarto cuando en un nuevo contraataque hizo un mate y cayó al suelo.

Oh no. OH NO.

Klay se retorcía de dolor tocándose la rodilla. Se marchó a vestuario no sin ayuda cuando de repente volvió y el Oracle estallaba. Ahí estaba Klay, saltando un poco para probarse, metiendo los dos tiros libres y volviendo a su campo a defender… cojeando. No pudo seguir.

30 puntos para él en 32 minutos con 8 de 12 en tiros de campo y 10 de 10 en tiros libres. 24/41 en triples en lo que iba de Finales hasta ese momento. Un 58,5% de efectividad en triples en unas Finales NBA lanzando 8 triples por partido. Lo que le había ocurrido tenía mala pinta, pero de momento no sabíamos más.

El cuarto periodo arrancó con los Warriors más circunstanciales que recordamos. Era necesario que Curry descansase y Klay y KD no estaban, así que Kerr se la juega con Livingston, Cook, Cousins, Jerebko y Green. Un quinteto que jamás habíamos visto junto un solo minuto en pista. De ellos era Cousins el encargado de anotar y sostener a su equipo en una misión casi imposible. 

Era una situación crítica, pero la opción del Game 7 no se perdió ahí, se había perdido antes con tantos lesionados por parte de Golden State.

Los Warriors de los últimos minutos siguieron sin contener a los Raptors, pero tampoco fueron capaces de mantener el nivel anotador propio y se quedaron en 22 puntos en el último cuarto. Mientras tanto, Fred VanVleet machacaba con tres triples (22 puntos en total) y los otros secundarios (Lowry, Ibaka y Siakam) sellaban el destino del choque.

Curry no fue capaz de revertir la situación. No anotó un triple desde que Klay se lesionó. El último intento a falta de 8 segundos habría puesto a los Warriors dos puntos arriba, a las puertas del Game 7. Pero no entró. En su descarga en la comparación entre estrellas hay que decir que el último cuarto de Leonard y él fue complicado:

  • Curry: 4 puntos, 1/4 TC, 2/2 TL.
  • Leonard: 3 puntos, 0/4 TC, 3/3 TL.

Miscelanea

  • VanVleet, el suplente que más triples ha metido en unas Finales NBA, 16. El anterior récord era de Robert Horry, 15.
  • Triple-doble de Green por tener que estar haciendo de todo: 11 puntos, 19 rebotes, 13 asistencias, 3 robos, 2 tapones, 8 balones perdidos. Séptimo jugador de la historia que hace triple-doble en Finales al borde de la eliminación.
  • Solo LeBron James (10) y Magic Johnson (3) lograron más triples-dobles en Finales que Green (3).
  • Marc Gasol ya tiene un anillo, por lo que los Gasol son la primera pareja de hermanos de la historia con un anillo. Y por favor, no digamos que una pareja de hermanos de los 50 también lo hizo porque eso no es así. Ese argumento implicaría que cualquier jugador que pasa por un equipo NBA es campeón aunque haya sido traspasado meses antes. Y como en la NBA no hay traspasos…
  • Serge Ibaka también es campeón, antes que Harden y Westbrook.
  • Toronto, primer equipo desde los Lakers 86-87 con 6 jugadores alcanzando los 10 puntos de media.
  • Lowry, quien tuvo una gran batalla con Masai Ujiri por haber traspasado a DeMar DeRozan, su mejor amigo, fue a buscar a Ujiri a la grada para que bajase a celebrar el título y le abrazó en cuanto pisó la pista.

Otro MVP que se le escapa a Curry

Un premio individual repartido de manera caprichosa y subjetiva (fijaos que hoy VanVleet ha recibido uno de los nueve votos para ser MVP de las Finales) es algo menor comparado con el anillo, pero no podemos dejar de hablar de las quintas Finales de Curry sin lograr el premio al mejor jugador de la serie.

Las de 2019 las termina con 30,5 puntos, 6 asistencias, 5,2 rebotes, 41% en tiros de campo, 34% en triples y un 95% en libres. Grandes números, pero lamentablemente para él su último partido (21 puntos, 6/17) fue el peor de toda la serie y anotó menos que Thompson, Lowry, VanVleet, Leonard e Iguodala.

La peor suerte del mundo… ¿o es otra cosa?

Se espera que Durant esté de baja toda la temporada 2019-20 por culpa de una rotura de tendón de Aquiles que guarda relación con el problema que sufría en la pantorrilla y que no había sanado del todo. No fue mala suerte.

Klay Thompson apunta a perderse toda o gran parte de la temporada 2019-20 (ojalá quede en 7-9 meses) por haberse roto el ligamento anterior cruzado al no apoyar bien en una caída. ¿Adivináis qué protege al ligamento anterior cruzado? Los isquiotibiales. ¿Sabéis dónde arrastra Klay una lesión que le impidió jugar el tercer partido de las Finales? Pues eso, tampoco fue mala suerte.

Muchos partidos tiene la NBA, demasiados. Hablaremos más sobre esto la semana que viene. 

Cuando has ganado mucho y crees que podrás volver a hacerlo

Las conferencias de prensa post partido de Curry y Green no fueron lacrimógenas ni devastadoras. ¿Sabrían lo que le había pasado exactamente a Klay Thompson? No lo sé, pero lo que sí sé es que Curry y Green no estaban hundidos porque ya han ganado anillos y el ganar sacia. Y están convencidos de que volverán a luchar por un campeonato en el futuro, así lo transmitieron con sus palabras.

¿Pero y si todos los artículos alarmistas de hace una semana sobre el final de la dinastía Warrior se convierten en realidad tras las lesiones de Klay y Durant? Porque ambos van a estar mucho tiempo fuera, no van a volver “mejor y más fuertes” como se suele decir para animar al lesionado y ya no son chavales de 20 años. 

Así es la vida. Das por hecho cualquier cosa, como que Golden State será campeón hasta que se aburra y de repente ha ganado Toronto el anillo y los Warriors van a sufrir el año que viene lo que no está escrito. 

El futuro de Kawhi

En 2014, Miami, doble campeón consecutivo, se quedó sin un threepeat porque Kawhi Leonard y los Spurs se cruzaron en su camino. En 2019, Golden State, doble campeón consecutivo, se quedó sin un threepeat porque Kawhi Leonard y los Raptors se cruzaron en su camino.

Así que tenemos a Kawhi Leonard como tercer jugador capaz de ganar el campeonato y el MVP de las Finales con dos equipos diferentes. También lo hicieron antes Kareem Abdul-Jabbar y LeBron James. 

LeBron busca hacer algo que nunca nadie hizo, ni siquiera Jordan: liderar a tres equipos diferentes y ser campeón. Kawhi, a las puertas de los 28 años, puede plantearse también ese desafío. ¿Se irá a los Clippers? ¿Se unirá a LeBron en los Lakers? ¿Se quedará en Toronto?

Si sirve de algo, Leonard, hace un rato, se ha puesto fuera del proyecto con una frase en la que tal vez le haya traicionado el subsconciente. 

“This is something they can build on”

“Esto es algo sobre lo que pueden construir”, ha dicho refiriéndose al campeonato recién conquistado.

¡Buen viernes!


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.