¿Por dónde están naufragando los San Antonio Spurs?


El equipo de Popovich sufre la peor racha en los últimos 22 años después de siete derrotas seguidas

Amanecer en el desierto para los San Antonio Spurs en esta temporada 2019-20. El equipo texano se ha colocado ahora mismo en su séptima derrota seguida, registrando la peor racha de resultados de la franquicia en los últimos 22 años. La guinda para desatar la crisis fueron los 138 puntos encajados en el chasco sufrido en Washington, en la noche del miércoles. Y es exactamente por ahí desde donde llegan casi todos los males del equipo: desde un agujero defensivo sin precedentes en las últimas dos décadas.

Cierto es que en los Spurs no poseen género demasiado adecuado para defender como un cuerpo de élite, sin embargo sí para hacerlo algo mejor que los registros actuales. San Antonio encaja 113,6 puntos cada 100 posesiones, grabando el tercer peor récord de la NBA en este arranque de campaña.

Curiosamente, no es que estén atacando también con el orto, sino que son el cuarto equipo que más puntos anota (111,1) en el ratio ofensivo. Nada mal. Dato bastante bueno, de hecho. Ya sabemos, renuncia a la analítica avanzada y abrazo fraternal al tiro de media distancia por bandera. No en vano son el equipo que menor porcentaje de sus puntos extrae de los triples y el segundo que más (tras Indiana) de las canastas de dos puntos. Ese es un estilo que con los jugadores actuales no van a editar. Hasta ahí de acuerdo. Entonces, si no atacan tan mal, ¿cómo pueden haberse alojado en las catacumbas de la Conferencia Oeste con un récord de 5-10, penúltimos (igualados con Portland) y con siete derrotas seguidas?

La respuesta a la anterior cuestión encuentra fácil solución: su ataque es hasta aceptable (en cantidad) pero es que su defensa está tan desmejorada que por ahí llega el salto al precipicio.

Los Spurs son el tercer peor equipo en robos por partido (6,1), tercero que porcentajes más altos de tiros de campo concede a sus rivales, cuarto en triples y segundo al que más canastas meten por encuentro. Cálculos del todo insostenibles en un equipo que aspira a discutir las migajas de los playoffs

O sea, que el problema es eminentemente defensivo. No está consiguiendo Gregg Popovich imprimir su tradicional muralla en el equipo actual (siempre estuvo entre los mejores récords defensivos hasta el curso pasado). La ausencia de grandes especialistas detrás y la mala puesta a punto en este inicio de temporada no ayudan a combatir la sangría. Aunque los jugadores en nómina no sean grandes defensores (con alguna excepción), sí que pueden hacerlo bastante mejor.

Y podría haber sorpresas

De esa manera, habrá que ver cómo se desarrollan los acontecimientos durante el resto de la temporada. Si los Spurs consiguen salir de la tormenta de verano en la que se han metido, todo puede seguir un guión parecido al de la temporada pasada: empezaron de aquellas maneras, adolecían de un buena defensa pero al final volvieron a meterse en la postemporada. Sin embargo, si el temporal no amaina, no sería descartable observar movimientos desesperados; como que DeMar DeRozan tiene muchas papeletas para ser agente libre en verano (opción de jugador por 27,7 millones) y podría hasta salir traspasado. Así, si la temporada no se arregla, los Spurs podrían plantearse un traspaso con DeRozan, dado que no le extendieron un cheque en blanco para renovar el pasado verano.

Durante las negociaciones de renovación con el escolta, desde la franquicia se quería llegar a un acuerdo pero no comprometer el presupuesto a largo plazo, por cuatro años más. Quizá sí un nuevo trato por dos cursos más, algo que DeRozan no aceptó. Entonces, si el récord de San Antonio sufre una desmejoría grave en los próximos meses, quizá la franquicia se plantee un cambio de rumbo de cara al corto plazo.

O quizá no. Quizá todo se arregle, como de costumbre, en San Antonio, la franquicia que más se ha acostumbrado a ganar partidos de temporada regular en los últimos 20 años.

(Fotografía de portada: Rob Carr/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.