Por si nos habíamos olvidado de Khris Middleton

El alero de Milwaukee está completando una temporada histórica, con un récord ofensivo que no consigue nadie desde Curry en 2016

Ha sido All-Star (segundo nombramiento de su carrera), califica como segundo mejor jugador y anotador del mejor equipo de la NBA y es un seguro en prácticamente todo lo que le piden sus superiores: sobre todo, anotar desde fuera y actuar de referente en ataque. Aunque cumple con todas las cláusulas tangibles que podría exigir su contrato, en muchas ocasiones no se cae en la cuenta de lo valiosos que resultan los servicios de … Tanto como para estar completando un año histórico.

El alero de los Milwaukee se encuentra promediando 21,1 puntos (nuevo récord profesional), 6,2 rebotes, 4,2 asistencias, 50,9 por ciento en tiros de campo, 43,7 en triples (5,6 intentos), 90,9 en tiros libres, 63,0 en True shooting (12º mejor valor de la Liga) y 58,9 en eFG%. Vamos, lo que se habría convertido de repente, casi de incógnito y sin levantar demasiado polvo, en una señora temporada. Un concurso anual memorable.

Además de unos promedios dignos de viajar a Chicago con los mejores, Middleton también está derribando barreras históricas por su cuenta. No solo puede ser considerado el mejor escudero posible del MVP. Hay algo más.

El alero se encuentra por encima de 20 puntos por noche, 50 por ciento en tiros de campo, 40 en triples y 90 en libres; lo que siempre se conoció como el inalcanzable 50-40-90. Campo base prácticamente vedado a todos los mortales y cuyo último conquistador había sido Stephen Curry en la temporada 2015-16.

Bien, pues este curso Middleton se encuentra, de momento, rebañando méritos para colocar su temporada en ese departamento de anotadores con porcentajes de época. Solo Larry Bird (dos ocasiones, 1986-87 y 1987-88), Dirk Nowitzki (2006-07), Kevin Durant (2012-13) y Stephen Curry (2015-16) lograron ratios de tiro de tan alta consideración con al menos 20 tantos por encuentro.

Una cima soñada a la que se está acercando Middleton. Se encuentra actualmente en esas cifras; lo conseguiría del todo si clausurase de tal manera su temporada.

En lo avanzado

Por si sus muestras más evidentes —las menos rebuscadas— fueran de lo mejor en la NBA en estos momentos, en métricas avanzadas también hay menciones especiales a Middleton. Su Real Plus Minus es el 12º mejor de la temporada y su tasa de Win Shares por cada 48 minutos es la 5º más alta de la Liga. Una auténtica virguería para un jugador que no es primera espada en su equipo. Para una supuesta estrella de reparto.

O sea, que si a la formidable temporada que Middleton se encuentra completando se le unen sus porcentajes de tiro históricos y su cosecha en sabermetrics, obtenemos un resultado inmejorable.

Le costó arrancar al jugador de Milwaukee (promedio de 16,1 puntos en noviembre) pero después volvió a presentar el mejor oficio posible. Eso en una estructura tan bien engrasada como la de Mike Budenholzer se traduce en la clasificación para playoffs más rápida de la historia. Muchas variables coinciden en señalar el enorme trabajo de los Bucks esta temporada como un claro ejemplo de candidatura al campeonato. En período regular, desde luego, están facturando su versión más afilada. La más preparada para levantar el primer título de la franquicia desde 1971.

(Fotografía de portada: Thearon W. Henderson/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Danilo Gallinari, dispuesto a renovar con los Thunder

Las Finales de la NBA comenzarán el 4 de junio

Siguiente