Precious Achiuwa: un alumno para Adebayo y el último eslabón del sello de Pat Riley


El draft de la NBA de 2020 ha puesto de manifiesto, una vez más, la filosofía que define a una de las franquicias más genuinas e identificables de la competición. Con su pick número 20, los Miami Heat seleccionaron a Precious Achiuwa, un talento con dotes físicas y atléticas lo suficientemente desarrolladas como para defender diversas posiciones de la cancha. Una virtud que cotiza al alza en la actual NBA.

Precisamente, ese fue uno de los argumentos esgrimidos por Pat Riley un mes atrás cuando se equipo claudicó en las Finales de la NBA ante Los Angeles Lakers. La lesión de Bam Adebayo causó un impacto irreparable en el sistema de Erik Spoelstra e incidió en una evidente debilidad: sin él, los de Florida carecían del tamaño y la fortaleza necesaria para plantar cara a Anthony Davis y LeBron James en la pintura.

Precisamente, en este punto convergen Bam Adebayo, Precious Achiuwa y Pat Riley. El presidente de los Heat ha visto en el rookie a una nueva joya de características similares a las de Adebayo, a la cual pulir con base en la propia filosofía que define a la Cultura Heat. A sus 21 años presenta la madurez y la ética de trabajo que tanto buscan y elogian en Florida. Y de ella ha bebido durante su periplo universitario.

En Memphis, Achiuwa cumplió un papel similar al de Adebayo, recorriendo la cancha con velocidad y demostrado sus capacidades físicas en ambos lados. Allí fue entrenado por dos antiguos jugadores de los Heat, Penny Hardaway y Mike Miller. Este último, quien conquistó dos anillos de la NBA en Miami, le trasladó todos los conocimientos necesarios para conocer la cultura sobre la que se sostiene la organización de South Beach. Además, el personal técnico le exhortó a visualizar habitualmente vídeos de Adebayo.

“Tenemos muchas similitudes. El mismo tamaño, somos versátiles y podemos defender múltiples posiciones, aportando mucha energía al juego”, declaró Achiuwa sobre su nuevo compañero. “Sólo espero aprender de él todos los días, desarrollando constantemente mi juego, preguntando y aprendiendo.”

Por ambos corre la misma sangre de los ancestros nigerianos y las comparaciones que vinculan a ambos jugadores son compartidas por Riley, quien ha vislumbrado en primer plano el notable desarrollo de Adebayo en sus tres años en Miami. Una hoja de ruta que, en sus palabras, seguirán ahora con Achiuwa.

“Encaja perfectamente con la forma en la que queremos jugar. Encaja perfectamente con el sistema defensivo de Spo”, relató Riley para The Athletic. “Puede jugar en cuatro posiciones defensivas. Una vez que llegue a esta liga y comprenda que su mejor posición será la de ‘4’ o ‘5’, trabajaremos con él. Pero también tiene algunas habilidades de un jugador de perímetro. Maneja muy bien la pelota. Quiero decir, es como con Bam. Cuando Bam llegó aquí, tenía un menú limitado de cosas que Spo le dio al principio, así que no queríamos confundirlo con demasiadas cosas. Simplemente le dejábamos jugar con mucha energía, rebotear y defender. Que le resultara natural. Haremos lo mismo con Precious. No le obligaremos a ser algo que no es, pero creo que podemos sacar su mejor versión. No creo que haya otro equipo en la liga que desarrolle a los jugadores de una manera tan concienzuda como nosotros.”

Los mimbres con los que se presenta Achiuwa son, cuanto menos, interesantes: Jugador del Año de la AAC y único jugador de primer año de toda la NCAA en promediar un doble-doble durante el curso 2019-20. Si el modus operandi es el mismo que el seguido con Adebayo, no se espera que el novato desempeñe un papel importante durante la próxima temporada. Paciencia y cocción a fuego lento. Él, por su parte, está convencido de que puede rendir y está listo para asumir el nuevo reto que se le presenta.

“Soy un jugador muy, muy competitivo. Me gusta jugar muy agresivo. De esto se trata. De estar ahí fuera haciendo todo lo que sea necesario para ganar un partido. Vi las Finales de la NBA y estoy agradecido de haber recibido la oportunidad de estar en Miami. Creo que puedo aportar muchas cosas.”

Si bien su carrera profesional aún da ahora sus primeros pasos, hay muchos motivos para creer que el vínculo que acaban de iniciar franquicia y jugador puede obtener resultados muy positivos.

(Fotografía de portada de Steve Dykes/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.