Previa Jazz vs Grizzlies: la filosofía colectiva por bandera


La última eliminatoria por desvelarse nos ha dejado un enfrentamiento inesperado por posición, escenario y trayectoria. Si pocos apostaban antes del arranque del curso por unos Grizzlies en playoffs, incluso menos se hubieran imaginado que los Utah Jazz acabarían conquistando el cetro de la Conferencia Oeste.

Pero así ha sido. Los de Quin Snyder lograron resistir el empuje de los Pheonix a pesar de unas últimas semanas sin Donovan Mitchell ni Mike Conley. Por su parte, los Grizzlies neutralizaron las aspiraciones de playoffs de los Warriors en un partido a vida o muerte como cierre del play-in.

Así, esta serie de primera ronda medirá a dos equipos que han sustentado su juego sobre el rendimiento colectivo, aunque por un sendero y unas armas completamente opuestas. Mientras que los de Salt Lake City han impulsado todavía más la línea ascendente del triple, en Memphis han exhibido un juego vertical y descarado.

Ambos son mercados pequeños poco afines a la atención médica. Pero con un gran número de detalles, virtudes y posibilidades que se tratarán de recoger en esta pieza.

Las situaciones de Donovan Mitchell y Jaren Jackson Jr.

A pesar de comprender estilos de juegos colectivos, el éxito final de Utah y Memphis dependerá de qué versión muestren sus principales referentes. Y en cada uno de los roster hay un jugador, de esos llamados a ser diferenciales, que arrancará los playoffs sin estar al 100%.

Donovan Mitchell está listo para regresar tras más de un mes alejado de las pistas debido a un esguince de tobillo. Estos últimos días ha podido completar sus primeros entrenamientos sin limitaciones y apunta a jugar toda la serie. Así, es muy posible que use los primeros partidos para recuperar su forma y sensaciones.

Mitchell reconoció que todavía nota molestias aunque no resulten preocupantes, por lo que habrá que ir viendo cómo responde en los primeros Games. Y cómo de fundamental resultará en esta primera ronda. Los Jazz han demostrado que disponen de armas suficientes para hacer frente a quien sea sin la necesidad de apelar constantemente a su estrella.

Su habilidad desde el pick-and-roll, su capacidad para romper y dividir las defensas, y sus explosiones ofensivas supondrán una gran amenaza. Ofensivamente es el gran baluarte del equipo. No obstante, a los Jazz se les han dado bastante bien los Grizzlies este curso (3-0) como para verse obligados a forzar a Donovan. Su mejor versión resultará fundamental más adelante en caso de superar esta eliminatoria.

En el caso de Memphis, la inclusión de Jaren Jackson Jr. ha supuesto un inesperado quebradero de cabeza. Ahora, ¿qué versión veremos en post-temporada?, ¿un ‘5’ que saque de la pintura a Gobert o como ‘4’ para aprovechar su mayor físico y versatilidad sobre jugadores como Niang o Bogdanovic? El jugador no ha terminado de ajustarse al sistema tras casi toda la temporada fuera de juego por lesión y su presencia resulta más individualista que el resto del roster.

Solo ha jugado once partidos y en solo uno de ellos superó los 25 minutos. Le ha costado adaptarse a un esquema que funciona como un reloj y al que es complicado añadir fichas bajo un rodaje competitivo ya elaborado. De hecho, los Grizzlies han anotado 12,3 puntos menos por cada cien posesiones con él en pista.

La presencia de Valanciunas le ha obligado a jugar también de ‘4’, donde ha abusado del triple, sin acierto, y tampoco es que tenga desarrollada su visión de juego como para servir como vía de creación. Sin embargo, situarlo como ‘5’ con cierta estabilidad en tiro exterior obligaría a Gobert a salir de la pintura, dejando el carril de acceso al aro libre para las embestidas de Morant.

Perímetro contra pintura

El 43,1% de los puntos de Utah llega desde el triple. O lo que es lo mismo, 16,7 por partido (1º) con un acierto del 38,9%, el cuarto más alto de la NBA.

Los Jazz superaron a sus oponentes por 1.266 puntos desde de la línea de tres puntos esta temporada. Hicieron 422 triples más que sus rivales. Eso supone casi seis triples adicionales por juego que sus rivales tienen que compensar. Es un agujero importante a subsanar. En promedio, los equipos parten con una desventaja de 15-18 puntos en cada partido. Y tienen que recuperarlo en otra parte

El triple seguirá siendo el principal recurso ofensivo de los Jazz en estos playoffs, pero hay que hacer varias puntualizaciones. Primero, que esto no se traduzca en una menor circulación del balón o el abuso de aclarados. El mejor juego de los de Salt Lake City también incluyó el triple, sí, pero aquellos fruto de una buena selección de tiro.

Y segundo, repartir las tareas según el escenario, contexto y rival. Bojan Bogdanovic se ha entonado en el último mes pero también es peligroso en el poste bajo o en penetración. Joe Ingles se ha destapado como un organizador pero también como uno de los mejores tiradores de la liga este curso. Mitchell y Clarkson son un peligro constante. Y Niang ha desarrollado mucho su tiro. La cuestión está, entonces, en saber elegir esas situaciones.

Si a los Jazz les ha gustado eso de lanzar desde larga distancia, en Memphis optaron por hacerse fuerte bajo los aros. Los Grizzlies son el equipo que más puntos anotan en la pintura: el 49,3% del total. Los Jazz son el penúltimo, con 38%, y reciben en la pintura 49,1 puntos por encuentro, peor registro. Si Jonas Valanciunas consigue decantar a su favor su duelo con Rudy Gobert, las posibilidades de su equipo se incrementarán. El lituano promedió 6,7 capturas ofensivas en los tres encuentros disputados en regular season. Casi 15 rebotes totales por encuentro. Si se impone el francés, el panorama pintará muy feo para Memphis.

La dupla formada por Rudy Gobert y Derrick Favors no pudo limitar su aportación reboteadora pero sí la anotadora. El lituano acertó el 43,9% de sus tiros en estos tres encuentros cuando en el general del curso esta cifra supera el 59%. El remedio es sencillo: si no es posible limitar su amplitud reboteadora, al menos no ponérselo nada fácil bajo el aro a la hora de anotar. Y aquí también entra en juego el aporte de otros jugadores como Niang, O’Neale o Bogdanovic.

Las pérdidas, el banquillo y el juego en transición

Uno de los peros que ha acumulado Utah durante toda la temporada. En playoffs no se pueden regalar tantos balones como en regular season. Y menos ante los Grizzlies.

Memphis es letal en transición, situándose como el equipo que más puntos anota en contraataque. Jugadores como Dillon Brooks conforman esa primera línea defensiva que provoca muchas pérdidas y deflections. Otros, como Morant, se erigen como una una flecha para finalizar los contragolpes. Y ojo a Morant que llega a los playoffs como una auténtica moto. Mike Conley tendrá un duro enfrentamiento por delante y su veteranía en este tipo de escenarios resultará fundamental.

El juego de Utah es mucho más eficaz en estático y suele sufrir para organizar su balance defensivo en situaciones de contraataque. Eliminar las pérdidas resultará imposible pero sí que será necesario un mayor cuidado del balón. O, incluso, prescindir del rebote ofensivo para obligar a los Grizzlies a jugar en media cancha.

A Memphis no le gusta que ralenticen su juego pero saben que en algún tramo del encuentro se jugará a lo que ellos quieren. Y las razones se encuentran en la segunda unidad. El banquillo de los Grizzlies finalizó la regular season como top 5 en puntos, rebotes, asistencias, tapones y robos. Esto asegura 48 minutos de competitividad al mismo nivel sin bajar una marcha.

Y obligará a Quin Snyder a controlar muy bien los emparejamientos, los quintetos y los ajustes. No es muy dado el técnico a plantear rotaciones largas, ni siquiera en regular season, así que tendrá que toma decisiones correctas y maximizar a sus jugadores. Pero si Jordan Clarkson y Joe Ingles mantienen la producción exhibida hasta el momento, el futuro de los Jazz apunta a Semifinales de Conferencia.

(Fotografía de portada de Alex Goodlett/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.