Previa NBA 2018-19: Utah Jazz

Previa de la temporada NBA 2018-19 sobre Utah . Datos, resultados de la temporada anterior, un vistazo a su plantilla y a sus futuros agentes libres, los objetivos del curso, el jugador a seguir y un pronóstico sobre la franquicia.

Utah Jazz

Balance 2017-18: 48-34 (5º Oeste, clasificado para playoffs).

Entrenador:  (5ª temporada en el equipo).

Agentes libres más importantes en 2019: , Alec Burks, Thabo Sefolosha, Ekpe Udoh, Isaac Haas, (opción de equipo), Tony Bradley (opción de equipo)

La plantilla:

Altas: Grayson Allen (Draft), Isaac Haas, Trey Lewis, Tyler Cavanaugh (contrato dual), Naz Mitrou-Long (contrato dual).

Bajas: Jonas Jerebko, David Stockton.

Siguen: , Ricky Rubio, Alec Burks, Jae Crowder, Donovan Mitchell, Tony Bradley, Thabo Sefolosha, Royce O’Neale, Ekpe Udoh, Joe Ingles, Derrick Favors, Dante Exum, Raul Neto, Georges Niang, Naz Mitrou-Long.

Así encaran la temporada

Utah brilla con luz propia. Uno de esos equipos que uno marca en el calendario dispuesto a ver cada jornada, independientemente de los colores con los que se identifique. Lo creado durante el curso pasado, destacando el tramo de la primavera, fue realmente especial y, a buen seguro, Quin Snyder trabajará para mantener ese nivel de juego y resultados mostrados en aquellos meses.

Los ingredientes para lograr el éxito de la receta ‘Jazz’ están sobre la mesa de la cocina. El equipo sigue teniendo todo lo que le hacía molar. La línea continuista prosigue gracias a que Ricky Rubio, Donovan Mitchell o Rudy Gobert son su apuesta ganadora. En el caso del pívot francés, como desgranaremos un poco más adelante, las diferencias entre tenerle sano o en la enfermería marcan por mucho el devenir del equipo.

Ricky regaló actuaciones brillantes la campaña pasada. Verle en su modo más vertical es un deseo para todos los aficionados a su estilo de juego y, de lograrlo, bien que se beneficiarán todos sus compañeros. Por su dirección pasan buena parte de las esperanzas de Utah.

El resto de secundarios no se entienden sin la presencia de un eléctrico Joe Ingles desde el triple; de un Derrick Favors poderoso en su aro, pero con la necesidad de serlo también en el lado opuesto; o de un Jae Crowder establecido como “uno de esos jugadores que todo técnico quiere tener en su equipo”.

El curso pasado su banquillo era algo discontinuo en sus actuaciones. Este año, los despachos han trabajado para limar ese defecto, además de seguir potenciando una defensa que se ha convertido en sello de identidad de este conjunto. Alec Burks, Royce O’Neale, el recién aterrizado Grayson Allen o el cuestionado Dante Exum serán las opciones que Snyder tenga desde el banquillo. Con respecto a lo ya visto, deberán apretar si quieren no desmerecer a los titulares.

Los Jazz son un equipo vistoso y rocoso a la vez, algo complicado de decir de cualquier otro conjunto. Quizás les falte algo de talento para dar ese último paso en la búsqueda de la felicidad, aunque la magia de Mitchell puede arreglar este mínimo descosido. Lo que guarda este ‘chaval’ en su interior merece ser seguido de cerca. Su margen de mejora le permite aspirar a cotas mayores, y quizás al acabar el próximo curso debamos usar el calificativo de estrella cuando nos dirijamos a él.

El jugador a seguir

Aunque la tentación de desgranar a Mitchell era fortísima, lo cierto es que Rudy Gobert se ha convertido en el auténtico Bruce Banner de Utah. Cuando está en pista, los Jazz se rompen la camiseta dispuestos a ser un Hulk que arrasa con todo lo que tiene por delante. Sin él, y este año hemos visto demasiadas veces ese escenario debido a sus lesiones, la cosa se desmorona y el equipo deambula con dificultad por el Oeste. El francés es la definición perfecta del concepto de “Defensa”.

Parece increíble que en la era del tiro exterior, cuanto más lejano mejor, un pívot de envergadura infinita sea quien cree el factor diferencial —apreciado por medio de las maravillosas estadísticas avanzadas— entre el éxito de un equipo y el despropósito colectivo máximo. Así es el bueno de Gobert.

La previa de Drafteados

El pronóstico

Elio Martínez, director de nbamaniacs, dará un pronóstico personal y subjetivo sobre lo que cree que hará cada franquicia durante la temporada 2018-19.

¿Por qué no soñar con los Jazz? Si Gobert no se pierde muchos partidos, Utah debería aspirar a las altas esferas del Oeste porque se da por hecho que el bloque seguirá rindiendo a gran nivel y Mitchell mejorará en su segunda campaña como profesional —ojo con este jugador—. En Salt Lake City deben marcarse como objetivo repetir acceso a la segunda ronda de playoffs y una vez ahí, dependiendo del rival, comprobar si sería un objetivo realista alcanzar las Finales de Conferencia.

Anterior equipo analizado: Portland Trail Blazers. Próximo equipo: Oklahoma City Thunder.