El primer All-Star de la historia… casi no se celebra