Pueden sonreír en Chicago

Los empiezan a ver la luz al final del túnel. Aún tienen mucho trabajo por delante, pero en las últimas semanas hemos visto destellos de lo que podría ser el proyecto en el futuro y tiene bastante buena pinta.

Febrero ha sido su mejor mes de la temporada, con mucha diferencia. Han ganado 5 de los últimos 7 partidos y las sensaciones han sido muy buenas en algunos de ellos.

El crecimiento en ataque es tremendo. Lo vemos claramente en esta tabla. El rating ofensivo del equipo en cada mes de este curso y su posición en la liga.

MesRating ofensivo
Octubre107,9 (18º)
Noviembre97,4 (30º)
Diciembre98,7 (30º)
Enero104,6 (26º)
Febrero116,2 (2º)

Han pasado de ocupar los últimos cinco puestos de la tabla en los tres meses anteriores a trepar hasta el segundo puesto. Tienen mucho talento ahí y el traspaso que hicieron antes del cierre de mercado les ha permitido seguir avanzando en esa dirección.

La llegada de Porter

La llegada de Otto Porter procedente de los Wizards ha tenido que ver en este crecimiento que comentamos. Desde que llegó, ha jugado ocho partidos y el balance del equipo es de seis victorias y dos derrotas. Además, ha habido dos noches en los que no ha jugado y Chicago ha perdido las dos.

El nuevo jugador de los Bulls está haciendo su mejor baloncesto en esta etapa que acaba de comenzar. Está promediando 19,8 puntos, 5,9 rebotes y mete tres triples por partido con un fantástico 52 por ciento.

Lleva menos de diez partidos, con lo cual no podemos sacar grandes conclusiones, pero sí que hay un detalle importante a tener en cuenta que si se prolonga en el tiempo puede ser una buena noticia para el equipo y para él.

Porter está intentando más tiros por partido. Esto es algo que se le recriminaba mucho en los Wizards, que no tuviera más iniciativa y peso en el sistema del equipo. Tiene un salario muy alto –este curso ingresa 26 millonazos– para ser simplemente un complemento defensivo que abra la cancha con su lanzamiento en ataque. Se necesita algo más de él.

El problema es que en Washington tenía a su lado a dos tipos que tenían mucho balón, lanzaban muchos tiros y eran muy buenos. No era fácil crecer ahí. Sin embargo, en Chicago sí que podría dar ese paso adelante y empezar a probarse en un rol con más responsabilidad.

De momento lo está haciendo y los resultados son buenos. Veremos cómo evoluciona si sigue por esa línea.

Su efecto en los compañeros

La buena noticia para Chicago es que este crecimiento de Porter tiene consecuencias muy positivas para sus compañeros. Las defensas están pendientes del buen tiro exterior del ex jugador de los Wizards y eso abre más espacios para LaVine y Markkanen, que ya no tendrán tanta presión defensiva sobre ellos.

Cuantas más amenazas existan, mejor para todos. Los rivales no sabrán a por quien ir y los huecos para atacar y generar para los compañeros serán mayores.

En los ocho encuentros que han jugado juntos, promedian entre los tres 71,2 puntos. No está nada mal.

Más buenas noticias

Lauri Markannen está encontrando su ritmo después de perderse los primeros 20 partidos de la temporada por lesión. Febrero ha sido su mejor mes hasta la fecha y ha dejado números y sensaciones muy positivas.

El jugador finlandés ha promediado 26,0 puntos y 12,2 rebotes en este tramo de partidos y parece que su nivel de confianza sube por momentos.

Y lo mismo podemos decir de LaVine. Después de sufrir una lesión muy complicada el curso pasado ha vuelto con mucha seguridad y está jugando mejor que nunca. Desde el inicio de la temporada, ha sido uno de los viente máximos anotadores de toda la NBA y no parece que vaya a bajar el ritmo.

Tiene buena pinta lo que están armando en Chicago. Robin Lopez, el veterano de la plantilla y el único jugador que alcanza los 30 años, está contento con el proyecto: “Es realmente genial lo que estamos tratando de construir aquí ahora mismo. Creo que tenemos algunas piezas geniales a todos los niveles. Nos unimos para hacer algo realmente especial”.

Los Bulls tienen talento joven y dinero para atraer a algún jugador importante en la Agencia Libre de este próximo verano. Los procesos de reconstrucción son largos y aún les queda camino por recorrer, pero parece que van en la buena dirección.

Pueden sonreír en Chicago.