Quince records difícilmente superables (parte II)

Completamos la relación de “Quince records difícilmente superables” que iniciamos ayer.

OCHO: terminó su segunda temporada como profesional promediando un triple-doble por encuentro. Esta marca, espectacular se mire por donde se mire, coloca a Robertson en la estratosfera estadística. 30.8 puntos, 12.5 rebotes y 11.4 asistencias. Casi nada. Y lo más impresionante (todavía) es que dicha hazaña estuvo a punto de repetirla en varias temporadas: como rookie (1960-61) firmó 30.5-10.1-9.7, y en sus temporadas de tercer, cuarto y quinto año estuvo tan cerca de volver a lograrlo. ¿Quien pudiera repetir esto? LeBron James promedia en su carrera un tremendo 27-7-7, y es lo más parecido a Robertson que podemos encontrarnos.



SIETE: Cuando terminó su carrera como profesional no había ningún anillo en sus dedos, pero una parcela de la NBA tiene su nombre escrito en mayúsculas. Stockton tiene 15.806 asistencias como profesional. El resto se sitúa a años luz del jugador de los Jazz. le sigue en la clasificación histórica con 11.578. Las matemáticas dicen que para superar a Stockton, Kidd tendría que repartir 10 asistencias cada partido y esto hacerlo durante cinco temporadas más. Improbable

SEIS: Los 38.387 puntos con los que terminó su carrera no podían faltar en este ranking. El mito aventaja en más de 10.000 puntos al siguiente jugador en activo de la lista: . El angelino ha anotado en sus últimos años unos 2.000 puntos por temporada, con lo que debería jugar hasta los 37 a un nivel tan alto (en anotación) como hasta ahora para poder superar a Kareem. Sin duda difícil. Más fácil tiene superar a Jordan (32.292), que pudo llegar a los niveles de Kareem si sus años sabáticos fuesen producto de nuestra imaginación



CINCO: Chicago y sus 72 victorias en una temporada. Perder sólo 10 partidos no está al alcance de casi nadie. La marca de los Bulls de Phil Jackson en la temporada 1995-96, año del return de MJ, se nos antoja una marca difícil de superar. Este año, los mismos Bulls alcanzaron las 62 victorias, y Cavs y han alcanzado las 66 recientemente.

CUATRO: “Ironman”, A.C.Green disputó la friolera de 1.192 de forma consecutiva. Sin sanciones, sin funerales de familiares, sin lesiones, sin problemas disciplinarios internos, sin perder un avión, etc., etc. Brutal. Por si no ha quedado claro, esto equivale a 15 años de profesionalismo (y algo de fortuna, no cabe duda).  Este año se truncó la racha de Andre Miller en 632 partidos seguidos. A años luz de Green.

TRES: En la temporada 1961-62 promedió 50.4 puntos por partido. Era otro baloncesto, no cabe duda, pero es una marca inaccesible hoy por hoy. Sus números parecen salidos de una película, pero son reales. Hoy por hoy es noticia que un jugador anote 50 puntos en un partido, de hecho, en los últimos 10 años de liga sólo en 55 ocasiones se consiguió anotar más de 50 puntos.

DOS: ganó 11 anillos como jugador de baloncesto. Y lo hizo en 13 temporadas. Y lo hizo promediando más de 20 rebotes por partido en su carrera. Simplemente brutal. Simplemente Boston Celtics.



UNO: Volvemos con Wilt Chamberlain. El 2 de marzo de 1962 ante los Knicks anotó 100 puntos. No hay imágenes y vídeos de aquel encuentro y sólo una transmisión radiofónica deja constancia de la hazaña de Chamberlain. ¿Alguien podrá algún día superarlo? Quizás no sea la hazaña más insuperable de las muchas que jalonan el curriculum de este mito. Kobe Bryant llegó a los 81 puntos en un partido ante los Raptors, y podría ocurrir que compañeros y rivales “colaboren” en determinado momento para que algún jugador roce los 100 puntos.

Fuente: Bleacherreport





Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.