Se consuma el desastre de Cleveland

LeBron y Garnett
En esta ocasión a LeBron no se le olvidó felicitar a sus rivales (Brian Babineau/NBAE)

Muchos dicen que el hecho de que los hayan ganado la semifinal de Conferencia a Cleveland por 4-2 es una sorpresa brutal pero no puedo estar de acuerdo. Los Cavs son un equipo con varios jugadores que aportan desde la temporada 2007/08. En la anterior habían llegado a las Finales gracias al impulso que les dio la actuación sobrehumana de en el quinto partido de las finales del Este de 2007 cuando anotó 25 puntos seguidos entre el último cuarto y la prórroga que permitieron a su equipo poner el 3-2 a su favor y rematar la faena en casa. Pero desde 2008 los Cavs han perdido dos veces contra los Celtics en segunda ronda y una vez contra Orlando en final de Conferencia, dos equipos mejores que ellos. Son estos momentos en los que no se puede apostar por Cleveland porque no dan la talla.

De ningún modo podemos echar las culpas a LeBron James. Él ha hecho un sexto partido decente, sumando un nuevo triple doble pero perdiendo 9 balones, una barbaridad. Los culpables son los Cavs como conjunto, desde el primer integrante hasta el último. Y el máximo responsable es el entrenador y su crédito se ha acabado ya, debería ser destituido en las próximas semanas.



La situación ahora en Cleveland se antoja complicada. Antawn Jamison ha hecho unos muy malos Playoffs y tiene 35 años. Shaquille tiene 38 primaveras y termina contrato, no sabiendo donde va a jugar a partir de noviembre. LeBron debe decidir entre quedarse en un equipo que tendrá que realizar varios movimientos para ser, como mínimo, igual de bueno que ha sido este año -con un porcentaje importante de posible empeoramiento- o marcharse a otra franquicia en desarrollo hacia el título como puedan ser los Bulls o unos Heat con Wade. Si se va a los Knicks se marcha a un equipo en plena reconstrucción, por lo que sólo pediría a la prensa que por ver a LeBron con el 6 de los Knicks no los categorizaran como candidatos porque no lo iban a ser.

La regular season es una competición que la forman 30 equipos y dura 82 partidos. Pero no hay que fiarse de todo lo que nos dejan esos 6 meses de enfrentamientos diarios porque los Playoffs son diferentes, otro baloncesto a diferente nivel. Por ello ha sido tan bochornosa la actuación de los Hawks este año, porque se puede perder 4-0 si tu rival es mejor pero no 4-0 como han hecho ellos, con el mayor diferencial de la historia sin mostrar el mínimo corazón.



Hablando de los Hawks… en los últimos días de la temporada regular saltaron ciertos rumores de que Boston se estaba dejando perder algún partido con la esperanza de jugar en primera ronda contra unos diezmados Bucks porque no se fiaban de Miami, pero la jugada les salió “mal” y se enfrentaron a los Heat. Gracias a esas derrotas de Boston, Atlanta se quedó en tercera posición del Este. De no haber sido así, el rival que habrían tenido los Cavs en esta segunda ronda hubiesen sido los deshonrosos Hawks y ahora LeBron estaría contento pensando en su final de Conferencia.





Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.


  • Pingback: Bitacoras.com()

  • C.C. Buxter

    Yo no lo calificaría de “sopresa brutal”, pero sí de resultado inesperado. Creía sinceramente que este podía ser el año de los Cavaliers, ansiosos por retener a LeBron, y que para ello han configurado la mejor plantilla de la NBA. Ya no sé qué más pueden hacer para ganar… posiblemente la única solución sea cambiar de entrenador. En cualquier caso, la enhorabuena y el homenaje a los de Boston, uno de esos equipos que nunca se dan por vencidos.

    ¿Se irá LeBron de Cleveland? Tiempo habrá para especular. Lo único cierto es que la prensa no te va a hacer caso, y vaya donde vaya, tendremos un candidato al anillo. Por “suerte” LeBron no es español, porque si no, la de tonterías que podríamos leer y escuchar en los medios españoles…

    A primera vista, creo que se repetirá la final del año pasado, y ojo: ni fue tan fácil para Lakers como refleja el 4-1, ni este año van a tener ventaja de campo. Creo que nos divertiremos.

    Por último, estoy contigo respecto a los Hawks: me parece decepcionante que, por segundo año consecutivo, les barran en segunda ronda sin hacer el más mínimo esfuerzo, aparentando que la cosa no van con ellos. Hay que tener un poco más de orgullo.