¿Hasta dónde llegaría Sergio Llull en la NBA?

Todo aquel que dejase caer sus córneas por el -Oklahoma City de ayer, se fue para casa, o directo a la piltra, con una vieja curiosidad despertada de nuevo. La actuación de vuelve a levantar la pregunta de hasta dónde llegaría el jugador español en la NBA, pese a su negacionismo extremo a las Américas. Veamos si nos aclaran algo algunos datos.

Aunque Llull ha colgado a los Houston  tantas veces como ha llegado una conferencia USA a su casa, la lógica dice que tendría hueco de sobra en el estado de Texas. Más ahora, que el puesto de base quedará bien engullido por la figura de James Harden como playmaker.

Patrick Beverley, Pablo Prigioni, Gary Payton II, Isaiah Taylor, el propio Harden, Eric Gordon y Corey Brewer serían los competencia de Llull como guard. Ninguno, aparentemente, tiene demasiado que enseñar al base español a excepción de Harden. Y en defensa, bien podría calzarse la bata Llull para que Harden sacase libreta y corriesen ríos de tinta.

Por supuesto, la exhibición de Llull no cayó en desgracia. Daryl Morey, general manager de los Rockets, volvió a enseñarle las puertas del Toyota Center. A su manera, desde casa y con un tuit.

Puntos y +/-

Ante los Thunder, Llull se fue a 22 puntos, 9 asistencias y nada menos que tres buzzer beaters con el reloj evacuando humo. Los números pueden engañar, pero rara vez en las casillas de Llull. Primero la entrega y el liderazgo; y con su innegociable santo y seña a toda máquina, llegan luego los puntos.

Cómo no, anoche Llull llegó al final del examen con la mejor nota en estadística +/-, con un +11 por delante de los Thunder. Con él en el campo, 35 minutos, Oklahoma fue más de 10 puntos peor que el Real Madrid. Llull también fue quien más minutos jugó en el partido.

https://www.youtube.com/watch?v=YZdXwDkX6Zw

Cuestión aparte también fue su acoso, ayer, a los bases de los Thunder. Cuando Victor Oladipo ejercía funambulismo —acabó con 34 puntos el partido—, el único jugador del Madrid que lograba arrancar desaprobaciones del léxico de Oladipo era Llull. Acoso y derribo perenne al jugador inspirado del rival.

Llull en la NBA

Volviendo a la competición más allá del atlántico, el partido entre OKC y el Madrid pareció extraer, de nuevo, la sentencia de que Llull está sobradamente preparado para la NBA. Con las defensas tendría poco inconveniente y tampoco su hipotético rol sería un problema: soldado raso, especialista defensivo, sexto hombre anotador, agitador de partidos, cerrojo en defensa o titular escudero de una estrella… Las pieles en las que podría camuflarse son ilimitadas y ninguna se le haría ‘bola’.

Así, con lo peligrosamente embustero del resultado de ayer —no engañemos, el Madrid no es mejor equipo que los Thunder—, donde no hay engaño es en la preparación de Sergio Llull para la NBA. Está listo para ser importante, los Rockets aplaudirían con las orejas por tenerlo… Pero, por ahora, la suya es más una cuestión de raíces blancas que de sueños americanos.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Collison acepta la suspensión y apuesta por mirar al futuro

Dos años después, Joel Embiid debuta con los 76ers

Siguiente