Team USA: los problemas crecen

El Team USA no deja Las Vegas de una forma demasiado distinta a como lo hacen la gran mayoría de personas que visitan la ciudad. Con pérdidas. Grandes pérdidas.

Los americanos pusieron fin el pasado jueves a una semana de entrenamientos en la ciudad del juego y los excesos, pasando por encima de la República Dominicana (113-59) en su primer partido “serio” de preparación para Londres 2012. Pero la noticia más importante, sin embargo, estava ya de regreso a Los Angeles. Un desgarro en la rodilla izquierda de le deja fuera de los Juegos Olímpicos. También a él.

Esta es la última lesión de una ya larga lista de jugadores que, juntos en un equipo, podrían por sí solos traerse también el oro olímpico para Estados Unidos. Dwight Howard, Derrick Rose, Dwayne Wade, Chris Bosh, LaMarcus Aldridge, Chauncey Billups y, ahora, Blake Griffin. Este último, y según la web de los , deberá pasar por el quirófano a principios de esta semana.

Las bajas de Howard, Bosh, Aldridge y Griffin, todos más allá de los 2’08 metros de altura, dejan al equipo peligrosamente débil ahí abajo. , el prometedor número uno de la clase de 2012, substituirá a Griffin en el roster de , siendo el primer jugador de college que juega para Estados Unidos en 20 años. Disponer de minutos de peso en los partidos suena a quimera.

Para ganar a España, Francia, Argentina o Brasil, el Team USA deberá de tirar de Kobe Bryant, LeBron James, Kevin Durant o, el jugador más destacado del partido contra la República Dominicana, Andre Iguodala. Ese tipo de jugadores. De “gran pérdida” ha catalogado Mike Krzyzewski la baja de Griffin, diferenciándola, y con razón, de un simple contratiempo en el camino hacia el oro.

Porque habrá que insistir: Tyson Chandler es el único center de la plantilla americana para Londres. Y Kevin Love como suplente adaptado a ese necesitado rol. Con el problema de Chandler con las faltas dado ya como incontrolable (contra los domenicanos acumuló tres en menos de cinco minutos), Carmelo Anthony aparece como tercera opción de altura del actual roster de Mike Krzyzewski. Un Melo, todo sea dicho de paso, cuya defensa “ayudó” sobremanera a despedir a Mike D’Antoni como head coach de New York la pasada temporada.

Esta alarmante falta de altura en el juego interior no se vió expuesta, evidentemente, ante el flojo conjunto domenicano en el primer encuentro del Team USA del pasado jueves. Pero los siguientes amistosos ante Brasil (Nene Hilario y Thiago Splitter), Argentina (Luis Scola) y, sobretodo, España (los Gasol, más Serge Ibaka) darán una idea más clara de la magnitud del problema norteamericano. No en vano, el tema es ya demasiado obvio como para no haber llegado a los oídos de estos próximos rivales.

Y el resultado en el juego del equipo de Estados Unidos es tan necsario como inevitable. Hay que jugar en base a tus fortalezas, y las del Team USA son la velocidad y las condiciones atléticas de sus jugadores. Como ya se vió ante la República Dominicana, veremos presionar a los yankees toda la pista durante casi todo el partido. Se buscan pédidas rápidas en el rival y transiciones sencillas para canastas fáciles.

Pero en el deporte de mayor nivel, no hay elección sin riesgo. Ese tipo de defensa asfixiante en toda la cancha es marca registrada del Duke del propio Mike Krzyzewski pero, cuando los rivales son capaces de adaptarse a ella, los Blue Devils se ven a menudo demasiado expuestos a la hora de defender ya en su media pista. Eso es precisamente lo que les eliminó sorprendentemente en la primera ronda del pasado torneo de la NCAA ante la desconocida Lehigh.

Y con los profesionales, no existen motivos de peso para pensar que vaya a ser muy diferente. Y sí peor. Presionar a Juan Coronado Gil o Ronald Ramon es una cosa (la República Dominicana perdió hasta 25 balones en 40 minutos), pero ¿qué sucederá cuando delante estén Tony Parker, Leandro Barbosa, o el conjunto de buenos manejadores de balón que tiene la selección española?

Tampoco la primera semana de preparación ha sido tan sencilla como demasiado sencillo resultó el duelo ante los domenicanos. Deron Williams no se entrenó hasta firmar el contrato que ahora ya le une con los Brooklyn Nets, y eso fue el miércoles. Chris Paul se perdió también un par de sesiones debido a molestias en un dedo. Y el propio Griffin (ahora ya descartado) se perdió un día de sesiones preparatorias para atender también a la cuantiosa renovación de su contrato con los Clippers. Demasiadas distracciones.

Las Vegas no ha traído suerte al Team USA. Tampoco les ha desposeído de la condición de favoritos. Al menos de momento.





Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.