Toronto Raptors, más alma y (muchas) más armas


Los Toronto Raptors van a toda mecha. El vigente campeón de la NBA vive desatado, en estado de gracia. Habiendo conseguido 15 victorias de manera consecutiva (mejor racha de la franquicia) y también consolidando su candidatura para pelear en las finales de la Conferencia Este. No cabe duda de que, tras la mejor temporada de su vida, la del anillo, estos Raptors vol. II de Nick Nurse también se afanan en redactar nuevos libros de su corta historia.

Toronto es el octavo equipo de la NBA que consigue ganar decena y media de partidos consecutivos siendo el actual campeón de la competición. Cuatro de los siete anteriores precedentes consiguieron repetir título, aunque ese es otro cantar bien diferente. El caso actual es que, pese a la marcha de Kawhi Leonard en verano y quinielas que les arrebataban el pedigrí, los Raptors están marcando un ritmo atronador.

Es así porque, pese a las bajas, el equipo canadiense siempre compite. Cada jugador de su rotación muerde. Todo el mundo anota, defiende cada posesión con fiereza medieval y el fondo de armario no es ningún talón de Aquiles. Más bien lo contrario. Anoche ante Minnesota, en el debut de D’Angelo Russell, el equipo de Nurse no contó ni con Serge Ibaka ni con Marc Gasol; pista de aterrizaje, de barra libre, perfecta para Karl-Anthony Towns. Sin embargo el esfuerzo colectivo minimizó el rugido del gran gato (23 puntos, 5 de 13 en tiros). Lo domesticaron entre todos y consiguieron agarrar una victoria más en el Scotiabank Arena.

Cinco jugadores de Toronto se movieron por encima de los 15 puntos; cuatro de los 20. Y si no están Ibaka, Gasol o Norman Powell, pues O.G. Anunoby se disfraza de alero de 30 puntos por velada (anotó 25, 12 rebotes, 3 asistencias, 3 robos). O Rondae Hollis-Jefferson (21-6-3 robos) de falso cinco para erosionar las sacudidas principales de Towns. Con inestimable colaboración de Chris Boucher o el propio Siakam.

Y cuando no son ellos, le tocará al novato Terence Davis, que hasta ayer había promediado casi 20 puntos en los últimos cinco encuentros. Siempre hay alguien dispuesto a coger el micrófono y dejar el escenario temblando. Por lo tanto, las constantes bajas no están resultando un problema, sino una oportunidad para arraigar pozales de confianza en el banquillo.

Estos Raptors han aprendido de carrerilla cómo suplir con creces a sus mejores nombres, y con orden, intensidad, hambre y varios motores funcionando al mismo tiempo siguen arrasando. Pascal Siakam es el líder, el titular del All-Star, aunque Kyle Lowry resulta también el otro cabecilla, el que cuenta con menos vatios a su alrededor.

Serios, sobrios, trabajadores, generosos, inspiradores… Estos Toronto Raptors realizan infinidad de cosas bien y consiguen minimizar sus áreas de mejora (15º puesto de la Liga en rebotes, por ejemplo).

Qué defensa

Por la conjunción de esos hábitos positivos los Raptors presentan ahora mismo el segundo mejor ratio defensivo de la temporada (105,1, solo por detrás de Milwaukee). Y además se encuentran en un inesperado estado de gracia ofensivo: mejor ratio (118,7) desde el inicio de su triunfal racha, el 15 de enero.

Solidarios y con infinidad de recursos, Nick Nurse continúa completando un ‘trabajazo’ en Canadá. Tanto como para pisar los talones a los Lakers en las clasificación (40-14 a 40-12) y para ser la alternativa más realista a los Bucks en el Este. Al menos ahora mismo, con Boston, Miami o Philadelphia con la testa algo más gacha antes del parón de las estrellas.

Todos sus jugadores cumplen, se dejan el alma y además les sobran armas. Van muy en serio en Toronto. Tanto como para no soltar el hábito de las victorias pese a que las bajas insistieran en desposeerles antes de tiempo de sus honores. Y todo sin ningún jugador elegido en un puesto superior al número 23 del draft (ese fue Anunoby) y con varios undrafted (Fred VanVleet o Davis) en la plantilla. De locos lo que han creado Nick Nurse y su equipo en un año y medio.

(Fotografía de portada: Vaughn Ridley/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.