Tres motivos para tomar muy en serio a los Pacers


¿Es Indiana un ‘dark horse’ en el Este?

La Conferencia Este cuenta con varios equipos muy completos en la parte alta de su clasificación. Siempre hablamos de Raptors, Celtics, Sixers o incluso Bucks, pero no podemos tomar menos en serio a los Indiana Pacers. Están brillando en aspectos muy importantes y tienen motivos de sobra para ser optimistas con su presente y futuro.

El equipo de Nate McMillan acumula en estos momentos siete victorias consecutivas, se trata de la mejor racha en activo de toda la NBA. Ocupan el tercer puesto de la Conferencia Este con un balance de 20 victorias y 10 derrotas. Con ese mismo récord serían segundos en la otra conferencia. Sólo tres equipos en toda la NBA tienen mejor porcentaje de triunfos que ellos en lo que llevamos de campaña: Bucks, Nuggets y Raptors.

Y no sólo eso. Los Pacers han ganado a rivales importantes de su conferencia en esta primera parte del curso. Se han llevado victorias frente a Boston, Milwaukee y Philadelphia.

Vamos a ver algunas de las claves que definen a este equipo y alguna buena noticia que puede marcar el futuro de la franquicia. Un futuro que, parece, podría ser muy prometedor.

La defensa

El éxito de los Pacers empieza atrás. Esto es algo que, por cierto, no es nuevo. Todos los equipos de Indiana que han tenido éxito en las últimas décadas han pertenecido a la élite defensiva de la competición. 

200420132014
Finales EsteFinales EsteFinales Este
3ª defensa NBA1ª defensa NBA1ª defensa NBA

La defensa de Indiana Pacers es, en estos momentos, la segunda mejor de toda la NBA. O sea que podemos decir sin miedo a equivocarnos que van por el buen camino. Sólo Oklahoma City Thunder les supera en este aspecto. Esto es una mejora considerable con respecto al curso pasado, que terminaron fuera del Top-10.

Dan Burke, el asistente encargado de la defensa en la franquicia cree que la clave es el trabajo en equipo: “Son buenos defensores de equipo”, afirma el técnico. “Un par de ellos me dijeron: ‘Mira, no soy un buen defensor individual’ ‘. Le dije: ‘No tienes que serlo. Sé un gran defensor de equipo’”.

Burke afirma que lo mas importante es que se cuidan mucho unos a otros. Están muy pendientes de las líneas de pase, de las ayudas. Si reciben una canasta es culpa de todos y si consiguen que no ocurra es mérito de todos. Compromiso, intensidad, compañerismo. Valores fundamentales para llevar a cabo una gran defensa.

Sorprende, además, lo efectivos que son protegiendo su aro sin abusar de las faltas personales. Son el segundo equipo de toda la NBA que menos faltas hace por noche. Mucho mérito.

Myles Turner es una pieza muy importante en el funcionamiento de esta estructura defensiva que tan buenos resultados está dando a la franquicia. Actúa como pieza central protegiendo el aro y cumple su tarea a la perfección. Sólo dos jugadores colocan más tapones por partido que Turner en estos momentos: Anthony Davis y Hassan Whiteside. Además, modifica una cantidad enorme de jugadas sólo por estar bien colocado. No hay estadística que pueda medir eso, pero su influencia es realmente decisiva cerca del aro de los suyos.

Otra pieza clave en este sentido es Thaddeus Young, el típico perro de presa. Todo entrenador quiere en su equipo a un jugador como él. En este curso ha tenido algunas noches estelares en lo defensivo. Por ejemplo, contra Giannis Antetokounmpo. Provocó el peor partido del griego en puntos, tiros intentados y en la estadística del +/-. Acabó con un -31 en cancha.

Una auténtica pesadilla. 

Además, por supuesto, cuentan con Victor Oladipo que es fundamental atrás. El curso pasado terminó en el mejor quinteto defensivo de la temporada y no me extrañaría que lo hiciera más veces. Son muchas piezas y muy comprometidas con la tarea de proteger su canasta. Ahí nace el éxito de estos Pacers y tendrán que seguir por la misma línea si quieren competir en los momentos importantes del curso.

Estrella y profundidad

Indiana encontró la temporada pasada a su estrella en Victor Oladipo. Una gran noticia teniendo en cuenta que llegó vía traspaso a cambio de la estrella que no querían perder. Oladipo dio un golpe sobre la mesa y fue una de las sensaciones de la competición. Nadie duda que es el líder de este equipo, pero lo bueno es precisamente eso: que es un equipo, tienen muchas cosas más.

Y lo han demostrado en este inicio de temporada. Oladipo, su jugador más importante, se perdió 11 partidos por lesión. En ese tramo, el balance de los Pacers fue positivo y otros jugadores dieron un paso adelante necesario para poder competir.

Bogdanovic, que está haciendo su mejor baloncesto desde que llegó a la NBA, está promediando cerca de 20 puntos en el mes de diciembre. Lo está haciendo con grandes porcentajes en el tiro y aportando una anotación imprescindible para los suyos. Domantas Sabonis, otro que lo está haciendo mejor que nunca y es uno de los principales candidatos a mejor sexto hombre, también ha respondido en los momentos que se necesitaban referentes ofensivos. Lo mismo podemos decir de Myles Turner y de Thaddeus Young, que no sólo tienen una enorme influencia atrás si no que también están tremendos en ataque. 

En definitiva, los Pacers tienen mucha profundidad. Su banquillo tiene el segundo mejor +/- de toda la NBA, sólo por detrás del de Dallas Mavericks, que ya sabemos lo bien que está funcionando. No tendrán el mejor ataque de la competición ni a los mejores anotadores pero sí que cuentan con varios jugadores que pueden aportar mucho si la situación lo requiere.

Son un equipo.

Flexibilidad

Ya hemos visto que el presente de la franquicia es bastante bueno, pero es que el futuro puede ser todavía mejor. Hablamos de uno de los equipos que más espacio salarial va a tener en el próximo verano. Un verano en el que otra cosa no sé, pero nombres interesantes hay para aburrir.

Tienen atado a Oladipo hasta 2021 por un contrato muy amable para su nuevo estatus de estrella (21 millones al año) y en octubre renovaron a Myles Turner hasta 2023. Una pareja muy interesante para dominar en los dos lados de la cancha y sobre la que construir un futuro prometedor.

Los Pacers tendrán alrededor de 50 millones para gastar en la próxima Agencia Libre. Es cierto que algunos de sus jugadores importantes terminan contrato (Young, Bogdanovic…) y tendrán que hacer esfuerzos por retener a algunos de ellos, pero en principio dispondrán de espacio suficiente para hacer alguna apuesta interesante. 

¿Por qué no firmar por una franquicia que sabes que compite y que puede pelear por los primeros puestos del Este?

Los Pacers van a por todas y hay que tratarlos como lo que son: un equipo muy serio.

(Fotografía de portada de Brian Munoz/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.