Tyler Zeller y los triples: ¿abriendo la zona para Antetokounmpo?

El fichaje de por los no es que haya sido una de las grandes noticias del invierno. Se trata de un traspaso digamos que corriente, en la necesidad de Milwaukee de adquirir piezas interiores. Zeller, 28 años recién cumplidos y en su sexta temporada en la NBA es un jugador de 7,0 puntos y 4,4 rebotes en sus 383 partidos como profesional que hasta la fecha ha disputado en la liga, repartidos entre los Cavaliers, Boston, los y los Bucks, con los que debutó en la noche del martes ante los Knicks.

Zeller, además de tratarse de ese clásico jugador de rotación, más allá de que pueda cosechar más o menos titularidades, tiene un contrato barato de 1,7 millones de dólares para esta 2017-18, que asciende a 1,9 para la siguiente. Eso sí, la campaña 2018-19 no está garantizada. Un tipo cuyo máximo por curso fueron los 8 millones en Boston en la 2015-16 y con esos números que presenta, completados con una media que no llega a los 20 minutos por noche, se puede clasificar perfectamente en la lista de jugadores de nivel medio, rotación o complemento, como lo queramos llamar, siempre tan necesarios en todos los equipos.

Sin embargo, Zeller puede aportar algo más a los Bucks de lo que a priori se puede suponer, esto es, rotación interior, algo de kilos y centímetros. Y ese algo está muy en consonancia con los nuevos tiempos del baloncesto. Sí, Zeller también sale al exterior a lanzar. Aquello de adáptate o mueres se lo ha aplicado el center.

El triple, nueva herramienta

Zeller ha incorporado el triple a su catálogo de habilidades. Y lo ha hecho este curso, donde ha lanzado más que nunca en toda su carrera deportiva previa, lo cual no era difícil. Antes de la 2017-18, antes de recalar en los Nets, Zeller había tirado seis triples en sus cinco años como profesional, con un 0/6 como hoja de servicios y el 0/4 en su curso de novato en Cleveland como su mayor muestra lanzadora.

Pero llegada la 2017-18, Zeller empezó a merodear el perímetro. Y después de un 0/2 en triples, el 22 de noviembre, en Cleveland y ante su antiguo equipo, acertó su primer triple como profesional. Dos meses y medio después de aquello, Zeller ha dejado los Nets con un 10/26 en triples, un 38,5 por ciento que ya lo quisieran para sí muchos tiradores. Un porcentaje que se ha visto algo retocado a la baja con su 0/1 en el Madison, en su primer duelo con los Bucks.

Opción de liberar la zona para Antetokounmpo

Zeller solamente disputó seis minutos en su estreno con los Bucks, pero es bastante ilustrativo de por dónde pueden ir las cosas que el único tiro que lanzase fuese un triple. La evolución de su rol la marcarán los siguientes partidos pero lo cierto es que el nuevo fichaje de los Bucks puede dejar más espacios para Antetokounmpo si se abre al exterior para hacer lo que tanto le gusta desde hace unos meses: anotar de tres. Y como ya es un tirador fiable desde esa distancia, dejarle abierto y liberado puede ser una amenaza, recuerden, casi un 40 por ciento de acierto. Pero igualmente puede descompensarse la defensa rival si se le defiende y se pierden elementos para frenar las acometidas en la zona de Antetokounmpo, difícil de parar ya de por sí con ayudas.

no solamente recibe centímetros para su juego interior, sino que puede tener un complemento puntual en el exterior para un jugador que si bien no amasa mucho volumen de triples intentados por choque (0,6), su acierto le hace ser un elemento a vigilar más allá de la pintura. Y no tanto por los puntos que puede sumar, que también, sino porque su consistencia en esta nueva faceta para él le hacen ser una amenaza que puede abrir huecos para que Antetokounmpo haga de las suyas.