¿Una NBA cada vez más desequilibrada?

Este artículo trata de desmontar, al menos parcialmente, la idea que muchos tenemos sobre la de hoy en día. Existe la idea de que esta está polarizada y los malos equipos cada vez son más malos y los buenos equipos cada vez son más buenos. Como veremos a continuación y, al menos, comparando este año y los precedentes inmediatos con el resto de temporadas del siglo XXI, las cosas no son como parecen, o al menos la salud de la competición sólo está tocada por la desigualdad.

Hemos analizado las últimas 14 temporadas y manejamos tres indicadores de desigualdad, indicadores muy simples.

  1. INDICADOR 1. La diferencia entre el número de partidos ganados por el mejor de la liga regular y el número de partidos ganados por el último, el peor equipo de la NBA
  2. INDICADOR 2. La diferencia entre el promedio de las victorias de los cinco mejores equipos de la regular y el promedio de las victorias de los cinco peores equipos de la NBA
  3. INDICADOR 3. La diferencia entre el promedio de las victorias de los diez mejores equipos de la regular y el promedio de las victorias de los diez peores equipos de la NBA

[notice]Como sabéis la temporada pasada fue anómala y sólo se disputaron 66 partidos. Esta temporada los equipos llevan, más o menos, unos 65-67 partidos disputados. Para intentar homogeneizar el análisis hemos extrapolado los 66 partidos de la temporada pasada a 82 y hacemos lo propio con los disputados esta temporada.[/notice]

El resultado lo refleja la siguiente gráfica:

desigualdad_nba2

Los resultados son que la actual temporada está ligeramente por encima de la media de desigualdad si atendemos al tercer indicador presentado y se sitúa en la media de las 14 temporada si analizamos los dos primeros indicadores. En el gráfico, las líneas horizontales representan el promedio de cada indicador para el período 2000-2013.

Por las gráficas parece que la NBA alcanzase un pico de desigualdad la temporada pasada. Cabe atribuir este pico, que no se aprecia en los indicadores 2 y 3, a la desastrosa temporada de Charlotte Bobcats, que sólo ganó un 11% de sus partidos el año pasado. Como podéis apreciar en el gráfico, no se aprecia tal desigualdad en los otros dos indicadores.

También parece apreciarse que la primera parte del período (hasta 2007) las diferencias eran menores entre los equipos que en la etapa posterior (2008-2013). Es decir, la desigualdad aumentó esos años, aunque parece remitir en los últimos dos años.

La NBA parece combatir con relativo impulso la creciente tendencia de los buenos equipos por juntar estrellas. La moda del Big Three, que funciona sólo en determinados casos, y el deambular de determinadas franquicias por la competición, han incrementado la desigualdad, pero todavía no hasta niveles exagerados. Una muestra de esta desigualdad puede ser la brecha abierta en el Este, con Miami ampliamente destacado, con los ocho primeros muy distanciados del noveno, pero por el contrario tenemos una conferencia Oeste que mantiene su tradicional, en los últimos años, lucha y apelotonamiento por entrar en playoffs.

Datos a 19 de marzo





Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.