Varios apuntes de la victoria de los Lakers en el ‘Game 2’


El segundo partido de las Finales de la NBA volvió a tener un tono oro y púrpura. Aunque los Heat mejoraron sus prestaciones con respecto al Game 1, los Lakers mostraron su superioridad en diversos aspectos del juego para poner el 2-0 de la serie. Cabe mencionar que los angelinos han vencido todos los encuentros de playoffs disputados con la camiseta “Black Mamba” Edition en homenaje a Kobe Bryant, acumulando un récord de 4-0.

En otra actuación para el recuerdo, LeBron James se convirtió en el cuarto máximo reboteador histórico de las Finales de la NBA tras capturar 9 rebotes. Por su parte, Rajon Rondo consiguió un doble-doble, ya que además de conseguir su máximo de carrera en playoffs (16 puntos), sus 10 asistencias repartidas le posicionan como el sexto máximo asistente histórico de las Finales.

De nuevo, la segunda unidad

Al igual que en el primer partido, la segunda unidad de los Lakers fue determinante para conseguir la victoria. Si bien esta vez perdieron la batalla anotadora desde el banquillo (39-44), Vogel pudo encontrar refuerzo en sus hombres secundarios. Ante el desacierto exterior de Danny Green y Cawdell-Pope (3 de 19 en triples entre ambos), la segunda unidad angelina aportó 9 de los 16 triples convertidos.

Así, la presencia de jugadores como Rondo (+7), Kuzma (+5) o Morris (+3) generó un impacto de lo más positivo para su equipo. Por su parte, Alex Caruso contrarrestó su reducida aportación anotadora (6 puntos) con una gran actuación a nivel defensivo, acumulando varias acciones brillantes.

Dominio interior

Los Lakers sacaron provecho de su dominio interior desde el inicio del partido. En los primeros instantes consiguieron un parcial favorable de 12-2 en la pintura, lo que les permitió imponerse en el marcador a pesar de su errado comienzo desde el perímetro (3/13 en triples en el primer cuarto). Aunque los Heat intentaron frenar la sangría interior por medio de su defensa zonal, no fue suficiente. Si bien los angelinos anotaron 38 puntos en la pintura en todo el Game 1, al descanso del segundo partido ya sumaban 32, acabando el partido con un total de 54 puntos.

Anthony Davis y LeBron James fueron los máximos exponentes de su equipo en este aspecto, anotando a placer en la zona rival y combinándose para diez rebotes ofensivos. La falta de intimidación interior por parte de Miami también favoreció a Dwight Howard, que logró en menos de cinco minutos más puntos (6) y tapones (1) que en todo el primer partido.

Soluciones insuficientes

Las bajas de Goran Dragic y Bam Adebayo obligaban a Erik Spoelstra a realizar ajustes en busca de soluciones. La situación le llevó a optar por una opción insólita: Meyers Leonard. El pívot salió como titular y respondió con 7 puntos. Pese a jugar 49 partidos como titular en temporada regular, solo había disputado un encuentro en estos playoffs —Game 3 de la serie contra los Bucks— . Curiosamente, en ambos casos ha jugado 9 minutos.

Por otro lado, Tyler Herro (17 puntos) y Jimmy Butler (13 asistencias) se encargaron de suplir la ausencia del esloveno. Sin embargo, a la falta de activos de los Heat se sumó la presencia de un desconocido Duncan Robinson. Tras acabar el primer partido con 0 puntos, el escolta volvió a estar desacertado desde la línea de tres puntos (2/10 desde el perímetro en la serie), cosechando un -21 para los Heat con él en pista.

La desventaja constante de Miami derivó en una arenga de Udonis Haslem a sus compañeros durante un tiempo muerto instando por una reacción de estos, demostrando por qué es el capitán de este equipo.

Sin embargo, los Heat no fueron capaces de culminar ninguno de sus intentos y ahora enfrentarán el tercer partido de la eliminatoria en una situación muy delicada.

(Fotografía de portada de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.