El debate: ¿qué rumbo tomar en San Antonio?


En San Antonio se respiran aires de cambio. Un discurso que hemos repetido hasta la saciedad durante la última década, para tropezarnos una y otra vez con la misma piedra. Nos gusta insistir. Nos da morbo. Apostar en contra de Gregg Popovich, sin embargo, no suele arrojar ganancias. Pero todo tiene un fin. Una puerta abierta por la que asoma el que parece ser el fin de la apuesta de Pops por el mid-range. Una misma puerta que tampoco ha logrado traspasar ninguna gran figura sobre la que seguir prolongando el éxito de la franquicia. Ambas premisas convergen en DeMar DeRozan y LaMarcus Aldridge, los dos grandes representantes y defensoras del lanzamiento a media distancia. De este modo, se crea una incompatibilidad interna que obliga a moverse. A renovarse. Las dos principales estrellas, ya en la treintena, no se ajustan a las exigencias actuales de la NBA y entre los jóvenes no hay nadie capaz de tomar el mando. La reconversión espontánea de Aldridge a tirador exterior no es más que un mero parche temporal y la gran irregularidad mostrada por el equipo ha marcado la tónica durante todo el curso.

Así, los Spurs se encuentran actualmente entre la espada y la pared. No duele tanto ver a los de Texas fuera de los puestos de playoffs tras 22 temporadas consecutivas en post-temporada como reconocer que el proyecto se desmorona ante la carencia de talento joven de garantías en el equipo. La solución puede ser relativamente sencilla: traspasar a DeRozan o Aldridge (o ambos) a cambio de savia nueva aunque esto suponga poner punto y final a la racha de participaciones en playoffs. Y hacerlo ahora, que presentan buen cartel, un contrato que no va más allá de 2021 y que pueden servir para apuntalar los cimientos de otras franquicias igual de necesitadas.

Por consiguiente no es de extrañar que los Spurs se hayan encargado de copar un gran trozo del pastel dentro de la rumorología de la NBA durante los últimos dos meses. Los últimos murmullos proceden directamente desde Florida. Según una información del Miami Herald, los Heat están muy interesados en las dos estrellas de San Antonio. Los de Miami se han colado en la gran fiesta de la Conferencia Este y Pat Riley podría no escatimar en gastos con el fin de rodear aún mejor a Jimmy Butler y luchar este mismo año por el campeonato. Sobre la mesa habría un paquete compuesto por jugadores como Olynyk, Johnson, Dragic, Waiters o Winslow, aunque probablemente los Spurs exijan a Tyler Herro. Patty Mills, otro de los veteranos, es actualmente el tirador más peligroso que poseen en San Antonio y Bryan Forbes genera muchas más dudas globales que soluciones, las cuales si aportaría Herro. Que en Miami estén dispuestos a soltarlo, es otro tema.

Previamente, muchos otros rumores han salido a la luz. Los Kings tantearon el pasado mes de noviembre a Aldridge como refuerzo interior y mentor de Marvin Bagley III, mientras que en Orlando se llegó a rumorear con un posible intercambio con los Magic por Aaron Gordon, aprovechando la irrupción en el equipo de Jonathan Isaac. Por supuesto, nada llegó a concretarse y la situación actual de ambas franquicias dificulta aún más una posible operación en sendos destinos.

Otras opciones apuntan, incluso, a movimientos mucho más agresivos, inesperados y complicados. En un reciente contenido del portal NBA España, los periodistas Nacho Losilla y Leandro Fernández planteaban un intercambio de piezas muy interesante. Aprovechando el descontento de Bradley Beal, los Wizards enviarían al escolta a los Spurs a cambio de DeRozan, White y las dos rondas (primera y segunda) del draft de 2020. En Texas, Beal recalaría como principal baluarte sobre el que construir el nuevo proyecto y seguir fomentando el desarrollo de los jóvenes talentos presentes y los que estuvieran por llegar. Un último movimiento, de un calibre menor, sugiere un intercambio con los Hawks en el que se verían involucrados Jakob Poetl y De’Andre Hunter.

Dicho esto, todas estas hipotéticas operaciones, traspasos e intereses no son más que meras especulaciones. Pero la realidad no difiere y es la misma: en San Antonio tienen que mover ficha rápido si quieren seguir siendo competitivos. Y la primera podría caer antes de la fecha de cierre de mercado del próximo 6 de febrero. ¿Qué ocurrirá?

Queremos saber tu opinión

Sabemos que los Spurs son una de las franquicias más queridas por la comunidad NBAManiacs. Por lo tanto, tenéis mucho que aportar al debate de hoy. Así que, cuéntame, querido lector, ¿cuál debería ser el siguiente movimiento a realizar en los despachos de San Antonio? Un mercado tan pequeño con tan poco poder de atracción en la agencia libre precisa de proyectos muy bien planificados y definidos. ¿Traspasar ahora o en verano?, ¿intentar competir o plantear, de una vez, la reconstrucción completa del equipo?

Estamos encantados de poder conocer tu postura al respecto. Déjanos tu opinión en la caja de comentarios. ¡Te leemos!

(Fotografía de portada de Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.