El verano de los Cleveland Cavaliers


La franquicia

Desierto deportivo. Qué dura es la vida tras LeBron James. La segunda temporada después de la segunda marcha de El Rey no promete nada en los Cavaliers. Atrás quedan las cuatro Finales de NBA seguidas, el anillo de 2016 y cualquier atisbo de gloria ahora mismo es una quimera. Despedido Tyronn Lue al poco de comenzar la 2018-19, en Cleveland saben de sobra que la paciencia y cursos duros por delante para definir y reconstruir conformarán los ingredientes de una receta deportiva que no parece muy sabrosa a corto plazo. Acabaron la 2018-19 con 19-63, el segundo peor balance del todo el Este y de la NBA, solo empeorado por los Knicks.

Movimientos

Poca cosa. No han firmado a nadie en la Agencia Libre que no hayan sido jugadores del Draft. En ese sentido, eligieron en el número 5 a Darius Garland, en lo que puede considerarse de momento su gran fichaje estival. Añadieron luego al número 24 del mismo Draft de 2019, Dylan Windler y al número 30, Kevin Porter Jr. A este lo sumaron desde Detroit, tras enviar dinero y cuatro futuras rondas del Draft a los Pistons por este jugador que cerraba la primera ronda.

La gran acción de Cleveland ha llegado en el banquillo. Y habla bien de por dónde quiere ir la franquicia en el futuro. En mayo daban las llaves de Ohio a John Beilein, entrenador de la NCAA desde 1992 y técnico con más victorias en la historia de Michigan, para que se pusiera al frente de los Cavaliers. John Beilein, de 66 años, firmó por cinco años. Le acompañará como asistente en su debut en la NBA alguien curtido en estas lides como es J.B. Bickerstaff. Juego vistoso, trato con los jóvenes y camino por delante es lo que ofrece Beilein.

Fichajes frustrados

Tampoco se puede decir mucho en este aspecto. La franquicia no quiere caer en el Impuesto de Lujo, que tiene a solo 2 millones de dólares de distancia, y no está para grandes gastos. No ha sonado nadie potente para llegar a una plantilla donde Kevin Love y su contrato de 120,4 millones de dólares por cuatro cursos echa a andar en la 2019-20. ¿Traspasarlo? De momento no. Cleveland ha estado más pendiente en resolver la situación de J.R. Smith, felizmente despedido para todos en este mes de julio, que en sondear el mercado. Dispone de una plantilla ahora mismo de 14 piezas, se olvidaron de retener a David Nwaba y mantienen a Jordan Clarkson, Tristan Thompson, el carísimo contrato de Brandon Knight o el alto precio a pagar por Matthew Dellavedova y John Henson para lo que estos pueden ofrecer. Poco margen de acción. Garland o Collin Sexton son el futuro por el que suspira una franquicia otrora ganadora y que ahora deberá asumir su duro destino. Al menos a corto plazo.

Plantilla

Bases: Collin Sexton , Darius Garland, Matthew Dellavedova, Brandon Knight.

Escoltas: Jordan Clarkson, Kevin Porter Jr., J.P. Macura (contrato de Training Camp).

Aleros: Cedi Osman, Dylan Windler.

Ala-Pívots: Kevin Love, Larry Nance Jr., John Henson.

Pívots:Tristan Thompson, Ante Zizic.

Objetivos

Trabajar el porvenir, dejar que en manos de Beilein se puede edificar algo sólido. Sexton mostró cosas, sobre todo conforme iba pasando la temporada. Garland y las restantes rondas del Draft deberán pasar por la vicaría del novato y ahí el experimentado Beilein tiene materia prima a su gusto para elaborar y elaborar. El núcleo de veteranos, si es que no se desarticula antes, debería proveer a los Cavaliers de la capacidad suficiente para equilibrar la balanza. Incluso así, sacar un número aceptable de victorias y mirar al medio plazo deben ser los retos.

(Foto de portada: Yong Teck Lim/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.