El verano de Milwaukee Bucks

La franquicia

Los Milwaukee han vuelto a la élite de la NBA. La temporada 18/19, la mejor de la franquicia en el siglo XXI, fue la encargada de revelar este hecho, y la 19/20 tiene la misión de refrendarlo. Sabedores de que pueden pasar décadas hasta que vuelvan a contar en sus filas con un hombre del dominio de Giannis Antetokounmpo, en Wisconsin no lo han dudado a la hora de ir a por todas este verano, manteniendo el núcleo del curso anterior y añadiendo complementos con los que convertirse en contenders con todas las de la ley. Es más, con la salida de Kawhi hacia Los Ángeles, con Durant presumiblemente ausente todo el año, y Boston como incógnita tras una decepción, Bucks y 76ers parecen abocados a una lucha final por alzarse con el trono del Este. Sin embargo, si algo nos ha demostrado la Liga es que dar por sentadas esta clase de cosas a estas alturas no tiene el menor sentido.

Movimientos

Las primeras horas de la agencia libre en Milwaukee se centraron en asegurar la continuidad del proyecto. Así, el 1 de julio , Brook Lopez y renovaron sus contratos con el equipo, uniéndose a Eric Bledose, que había firmado una extensión en el mes de marzo. Si bien de esta forma los Bucks prácticamente garantizaron seguir siendo un equipo temible, tuvieron que hacer sacrificios, pues estos tres contratos tienen, ya sea por duración o por salario, probabilidades de volverse perjudiciales de aquí a unos años. Esto, no obstante, deja entrever que la franquicia tiene clara una cosa: nunca tendrán tan a tiro dominar la conferencia como lo tendrán esta temporada.

Aseguradas las renovaciones, llegó el turno de los fichajes, que no se hicieron de rogar. se unió a su hermano en el juego interior, y pronto llegaron dos veteranos de garantías como y a cambio de un contrato mínimo, reforzando el backcourt y manteniendo el sistema de rodear a Giannis de tiradores. Finalmente, se incorporaron otros dos jugadores por el mínimo, en este caso dos jóvenes interrogantes: y , este último quizás debido a motivos extradeportivos más que otra cosa.

Por último, los de Wisconsin estuvieron involucrados en un traspaso, el que supuso la llegada de Tony Snell a Detroit y el regreso de a los Bucks, equipo que lo seleccionó en el Draft de 2011. Se trata de una operación con una finalidad únicamente económica, pues no tardaron en cortar a Leuer y aplicarle la stretch provision para repartir su salario y quedarse por debajo del límite del impuesto de lujo.

Fichajes frustrados

Aquí toca hablar más bien de una renovación frustrada. Conscientes de que no podrían renovar a todo su quinteto, los de Milwaukee optaron muy a su pesar por dejar marchar a , que, sin tanto nombre como Middleton o Brook, había sido un secundario clave en el éxito del equipo. El base se marchó a Indiana, aunque los Bucks lograron al menos obtener un par de picks al convertir la operación en un sign & trade.

Plantilla

Bases: Eric Bledsoe, George Hill

Escoltas: Wesley Matthews, Kyle Korver, Pat Connaughton, Sterling Brown, Donte DiVincenzo.

Aleros: Khris Middleton, Thanasis Antetokounmpo.

Ala-pívots: Giannis Antetokounmpo, Ersan Ilyasova, D.J. Wilson, Dragan Bender.

Pívots: Brook Lopez, Robin Lopez.

Directiva y cuerpo técnico

El mejor entrenador y el mejor ejecutivo de la temporada 18/19 trabajan para los Milwaukee Bucks. Con esta carta de presentación en forma de premios pasamos a hablar de Mike Budenholzer y Jon Horst, que se preparan para la que será su segunda y tercera temporada en el cargo respectivamente, un periodo breve en el que es difícil hacer las cosas mejor. Ambos han trazado un plan claro que de momento va dando sus frutos, y tratarán de coronarse este curso terminando de llevar a lo más alto a un equipo al que hace no mucho le costaba encontrar un rumbo claro tanto desde los despachos como desde el banquillo.

Objetivos

Como se ha dicho antes, los Bucks son junto a Philadelphia los grandes favoritos a dominar la Conferencia Este. En vista de esto, cualquier objetivo por debajo de las Finales de la NBA es sin duda poco ambicioso, y en vista de que vienen de ser el mejor equipo de la temporada regular y de que Giannis es un líder con un hambre insaciable parece que solo el anillo podrá ser concebido como un verdadero triunfo en Milwaukee. Tienen la base del año pasado, tiempo para perfeccionar su fórmula ganadora, nuevos complementos y la experiencia que les faltaba hace cuatro meses. Ahora, a jugar.

(Fotografía de portada: Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Joe Johnson despierta el interés de varios equipos

Spencer Hawes entrenará este jueves con los 76ers

Siguiente