El verano de Sacramento Kings

La franquicia

A la sorpresa de la temporada pasada le llega el momento de buscar su consagración. Cuando nada se esperaba de ellos, los lograron meterse en la pelea por el octavo puesto del Oeste prácticamente hasta el final de la temporada regular, y ahora que ya se han ganado la atención de la NBA deben continuar con dicha línea ascendente. La juventud de su plantilla invita a pensar que seguirán creciendo, lo que abre la puerta al optimismo prácticamente por primera vez desde 2006, año de la última presencia de los californianos en unos playoffs.

Movimientos

En Sacramento tuvo lugar una de las secuencias de toma de decisiones más extrañas de todo el mercado. Cuando a mediados de junio anunció que renunciaba a su player option más de 25 millones muchos lo recibieron como una gran noticia, pues el cap de la franquicia se liberaba enormemente y las opciones para reforzarse crecían de forma exponencial. O eso cabía esperar.

Resultó que no había sido el alero quien había tomado la decisión más inexplicable, pues en cuanto se abrió el mercado se hizo pública su renovación por 85 millones a recibir en cuatro años, una cifra notablemente superior a la que un jugador como Barnes merece. Así, los Kings no solo no liberaron espacio salarial para este verano, sino que condicionaron su futuro sobrepagando a un jugador que en ningún momento ha ofrecido un rendimiento diferencial. Extraño como poco.

Pero había más. Pocas horas después, fue anunciado como nuevo integrante de la plantilla, un movimiento que sorprendió a propios y extraños pues hacía innecesaria la millonaria renovación de Barnes. De esta forma, Walton encontrará sobradamente cubierto el puesto de alero, pero verá prácticamente vacía la posición de pívot después de que la franquicia dejase marchar a , que había manifestado su deseo de cambiar de aires. Como recambio llegó , que si bien viene de firmar un buen año en Atlanta es ahora mismo el único pívot al uso del equipo.

Por último, Sacramento ganó profundidad con las llegadas de y , a quienes se unieron con menor relevancia Tyler Lydon y Justin James, este último escogido en el puesto 40 del Draft.

Fichajes frustrados

De lo que se conoce, parece que el mayor intento frustrado de los Kings fue su apuesta por , a quien, según el propio jugador, llegaron a ofrecer más dinero que los propios Clippers. El base habría sido una gran opción para la segunda unidad dada su agresividad y experiencia, pero finalmente tuvieron que contentarse con Cory Joseph como segundo base.

Además, aunque no es un fichaje frustrado como tal, tuvieron que ver con resignación cómo Cauley-Stein firmaba un contrato de 2,2 millones al año con los Warriors mientras ellos dejaban casi desierto el puesto de pívot. En principio los de Sacramento había realizado la qualifying offer que les permitía igualar cualquier oferta por él, pero acabaron retirándola debido al deseo del jugador de cambiar de ciudad, pues decidieron que ni por un precio así tenía sentido retenerle en contra de su voluntad.

Plantilla

Bases: De’Aaron Fox, Cory Joseph, Yogi Ferrell.

Escoltas: Buddy Hield, Bogdan Bogdanovic, Justin James.

Aleros: Harrison Barnes, Trevor Ariza, Isaiah Pineiro.

Ala-pívots: Marving Bagley III, Nemanja Bjelica, Richaun Holmes, Harry Giles, Caleb Swanigan, Tyler Lydon.

Pívots: Dewayne Dedmon.

Directiva y cuerpo técnico

La decisión más controvertida de este verano tuvo que ver con los banquillos. Tras una temporadas sorprendente a todos los niveles, el general manager decidió despedir a para poner a al frente. Fue una noticia que pilló por sorpresa a todo el mundo, pues el primero venía de reivindicarse en Sacramento y el segundo de fracasar en Los Ángeles, pero el serbio concluyó que era el hombre ideal para comandar a la plantilla.

Esto es un riesgo por su parte, pues si las cosas no van bien es más que probable que sea el principal señalado. Es cierto que responsabilizar a Walton del mal año de los Lakers es simplificar mucho las cosas, pero si se piensa en entrenadores con un currículum atractivo y que generen ilusión su nombre no está ni siquiera cerca de aparecer en la hipotética lista. Quizás Divac considere que su trabajo desarrollando el núcleo joven de los Lakers entre 2016 y 2019 le avala, pero cargarse a Joerger ahora que empezaba a llevar el proyecto a buen puerto deja más dudas de las que resuelve.

Objetivos

Playoffs. Tal como se ha movido la franquicia no cabe buscar otra meta que colarse entre los ocho primeros, y aunque no lograrlo no podrá considerarse un fracaso como tal está claro que este es el objetivo que deberán tener en mente desde el principio. Ya saben lo que es estar en la pelea, llegan frustrados tras remar durante meses para morir en la orilla, y cabe esperar un crecimiento tanto a nivel baloncestístico del núcleo del equipo. Destacar en el Oeste nunca es fácil, pero parece que por fin les ha llegado la hora de dar dicho salto. Veremos.

(Fotografía de portada: Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Marvin Bagley y Derrick White sustituyen a Thaddeus Young y Bam Adebayo en el Team USA

Los 76ers incorporan a Roy Hibbert a su cuerpo técnico

Siguiente