Un enorme Embiid marca territorio ante los Bucks de Antetokounmpo


El pívot dominó a ambos lados de la cancha y concluyó el encuentro con 31 puntos y 11 rebotes

Joel Embiid ha hecho suyo ese dicho que asegura que los grandes jugadores no fallan en Navidad. El pívot de Philadelphia 76ers, lejos de acusar el tener los focos sobre él, ha alimentado su juego en el primer partido navideño que acoge la ciudad de Pensilvania desde 1988 para hacerse enorme ante los ojos de Giannis Antetokounmpo y conducir a los suyos hasta el triunfo por 121-109.

La expectación era mayúscula ante el duelo entre Philadelphia y Milwaukee, y con razón. El actual MVP de la NBA, Giannis Antetokounmpo, y uno de los que atesora talento para aspirar a ello, Joel Embiid, se veían las caras en el primer enfrentamiento del curso entre dos aspirantes al anillo. Tal escenario auguraba un potente e igualado choque. Sin embargo, los locales pronto demostraron que al menos hoy tenían una marcha más.

Como decíamos, liderados por Joel Embiid, quien no solo realizaría su mejor primer tiempo de la temporada con 23 puntos (31 en total), sino que acabaría desesperando a Antetokounmpo con una excelente defensa, los Sixers fueron abriendo brecha al tiempo que los triples bombardeaban el aro de Milwaukee sin respuesta. Para ser exactos, los de Pensilvania convirtieron un total de 21 triples para igualar la mejor marca histórica de la franquicia. Tan mal lo pasó la defensa de los Bucks –la mejor de la NBA– como para recibir 38 puntos en el primer cuarto, o lo que es lo mismo, la mayor cantidad de toda la temporada.

Aunque Antetokounmpo nunca bajó los brazos, no era su noche. Su 8 de 27 de tiros de campo (0 de 7 en triples) deja claro que su esfuerzo no estuvo recompensado con el acierto esperado. Embiid y Al Horford lo defendieron de maravilla. Con su habitual producción anulada, fue George Hill quien sostuvo durante muchos minutos a los Bucks en el partido. No fue suficiente. Al descanso la distancia era de 21 puntos. Al final del tercer cuarto hablábamos ya de 27…

Los escuderos

Embiid estuvo excepcional, pero no hay que pasar por alto que contó con la inestimable ayuda de un grupo de jugadores que rompió a su rival a base de triples. Johs Richardson se fue a los 18 puntos con cuatro triples, Tobias Harris aportó 22 puntos con cinco lanzamientos de tres puntos anotados y Furkan Koomaz sumaría otros 16 con cuatro triples. A los Sixers les sobraba puntería.

Tímida reacción

Aunque el partido parecía decidido tras los primeros 36 minutos, Milwaukee tiró de orgullo para ponerse a solo nueve puntos de distancias a falta de casi dos minutos para el final. Mucha culpa de tal amago de remontada tuvo Khris Middleton, que lograría 13 de sus 31 puntos en el último cuarto. La reacción no fue a más. Tobias Harris acabó con cualquier esperanza de los Bucks con un triple para que los aficionados que se dieron cita en el Wells fargo Center vivieran los instantes finales con calma.

Los problemas de Antetokounmpo

Antetokounmpo no recordará con demasiado cariño el día de Navidad de 2019. Pese a irse hasta los 18 puntos, 14 rebotes y 7 asistencias, el 8 de 27 que firmó en tiros de campo no miente sobre lo incómodo que estuvo. En un día igualmente desacertado desde el triple (0 de 7) Embiid y Horford midieron a la perfección cada una de sus acciones. Es un solo partido, cierto, pero no uno cualquiera. Siendo los dos equipos favoritos para llegar a las finales de la Conferencia Este, el hecho de ver al griego tan limitado por el rival debería preocupar en Milwaukee. Claro que aún quedan otros tres partidos entre ambos en temporada regular para ajustar y ver si Mike BUdenholzer encuentra soluciones para su estrella, pero por ahora la ventaja, aunque sea moral, es para los 76ers.

(Fotografía de Sarah Stier/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.