100% March Madness: Barret, Zion y la fortuna salvan a Duke del desastre

Finalmente 77-76, pero veinte segundos al borde del colapso

A un milímetro de mala suerte se ha visto la favoritísima universidad de Duke de quedar fuera del Sweet Sixteen. Ese milímetro que ha alejado, hasta en dos ocasiones en menos de dos segundos a su contrincante de hoy, Florida Central, de encestar una pelota que habría significado su clasificación para la siguiente ronda en un final de partido de auténtico infarto.

A falta de 17 segundos para el término del choque, UCF lidera el marcador 76-73, pero es Duke quien abraza la posesión. La jugada es para . Aclarado, penetración, reverso y espectacular 2+1. Argumento de first pick.

Pero el 2+1, como tantas otras veces (su gran cruz) se queda en tan solo dos. De capturar UCF el rebote defensivo, tenían el partido prácticamente en el bolsillo.

Hasta ocho brazos pelearon el escupitajo del hierro, pero ninguno logró aferrarlo ni palmearlo. Fue Barret, hoy compañero de Zion, rival inminente, quien refutó ese first pick, capturando el balón suelto y horadando el aro para poner a Duke un punto por delante. La locura.

11,8 segundos. Toda una posesión por jugar. La defensa de Tre Jones fue buena, pero eso no impidió que hasta en dos ocasiones (pues también hubo rebote ofensivo aquí) el balón recorriese el borde del aro; la segunda todo un eterno y cruel corbatón.

Pudo haber entrado, pero el azar, la providencia o el amor de Dios por el showtime lo quiso fuera. Y Duke, el equipo con tres aspirantes al top-5 del próximo Draft, avanza hacia la tercera fase del .

Unos críos muy crecidos

Los Blue Devils vencieron con facilidad en primera ronda ante North Dakota por 85-62, pero hoy han bailado sobre el precipicio ante, todo hay que decirlo, un equipo mucho más cuajado que ellos. Porque no debemos olvidarlo. Duke es un equipo de estrellas tremendamente jóvenes.

Hoy, para hacernos una idea, Mike Krzyzewski alineaba un quinteto titular con cuatro freshmans (Williamson, Barret, Reddish y Jones) y un junior (DeLaurier), mientras que Florida plantaba un cinco inicial conformado por dos jugadores seniors, dos juniors y tan solo un sophomore. Es decir, cuatro jugadores de primer año de universidad frente a ninguno. Claro que el físico de Zion, es el del O’Neal de cuarto año NBA…

La estrella, a pesar de la casi catástrofe, cumplió a nivel individual con un partidazo de 32 puntos y 11 rebotes. Barret anotó 16 tantos y Reddish 13. Por el bando rival, fue el base Aubrey Dawkins quien empató con Zion como líder anotador del encuentro con otros 32 tantos.

Tras este triunfo in extremis, Duke se verá las caras en dieciseisavos ante el vencedor del Liberty-Virginia Tech, que se celebrarán entre los días 28 y 29 de este mes.

(Fotografía de portada de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Paliza de Indiana a Denver con 35 puntos de Bogdanovic

Cualquiera puede ser Top-10 del draft 2019

Siguiente