11 triples de Klay Thompson alargan el drama ante OKC

Habrá Game 7 en las Finales del Oeste. Los perdieron su mejor oportunidad para eliminar a Golden State y acabaron cayendo por 101-108, víctimas de sus propios errores y de un final de escándalo de Stephen Curry y . Los 11 triples del escolta sirvieron para batir un récord absoluto en la historia de los playoffs y para darle a los el aire necesario para sobrevivir en varios momentos del partido.

El ambiente en Oklahoma City era el de las grandes ocasiones, muy conscientes de la posibilidad de ganar a un equipo que venía de marcar récords históricos en temporada regular. Ese extra de energía proporcionado por su público favoreció desde el principio a los Thunder, más centrados y especialmente intensos en cada balón dividido. Su efectividad en la defensa y en el rebote dio las primeras ventajas a OKC, gracias especialmente a un incansable .

Dominio desperdiciado para OKC

Eso sí, algunas grietas aparecían en el aparentemente sólido muro que habían formado los Thunder. tenía el punto de mira desafinado y los triples de Stephen Curry y, muy especialmente, Klay Thompson empezaban a caer. Incluso recuperaba su toque habitual, pese a llevarse un desecomunal mate de . Eso sí, Oklahoma City mantenía su ventaja pese a una noche que acabaría siendo negra desde fuera del arco (3/23 en triples), con un 53-48 al descanso.

Westbrook y Durant seguían teniendo toda la responsabilidad ofensiva en la segunda mitad, pero cada vez abusando más de la jugada individual. Mientras tanto, Steve Kerr hacía un cambio inusual, sacando de inicio tras el descanso la intensidad defensiva de por un discreto Harrison Barnes. El cambio terminaría dando dividendos a la larga, aunque el que evitaba que Oklahoma City abriera hueco era ahora un cada vez más inspirado Curry. Aún así, a 12 minutos del final la situación era aún complicada para Golden State, cayendo de 8 puntos al final del tercer cuarto.

La gran noche de Klay

https://www.youtube.com/watch?v=GxrzNbMq5gk

Pero Thompson cambiaría la dinámica del partido. Los 5 triples del escolta en el último cuarto empezaban a capitalizar los esfuerzos de remontada de Golden State. Durant y Westbrook se atascaban de forma peligrosa, acabando con un doloroso 3/14 en los 11 minutos finales de partido. Andre Iguodala ejecutaba una defensa de libro a los creadores de juego de los Thunder, y el MVP aparecía para cerrar el partido.

En los últimos 4 minutos, OKC sufriría 6 pérdidas de balón (4 de Russell Westbrook), 3 de ellos por robos de Iguodala. Dos triples de Stephen Curry y uno de Klay Thompson hacían el resto. El parcial final de 4-15 daba la estocada al partido y rompía la conexión entre Oklahoma City y su equipo, forzando un séptimo duelo donde serán los Warriors los que tengan el viento a favor. Un posible clásico que determinará este lunes quién será el rival de Cleveland en las Finales NBA.

Los 11 triples de Thompson impulsaron su máxima anotación en Playoffs, con 41 puntos, bien complementados con los 29 puntos, 10 rebotes y 9 asistencias de Curry. Por Oklahoma City, Westbrook también rozó el triple-doble con 28 puntos, 11 asistencias, 9 rebotes y 4 pérdidas, siendo el mejor junto a Durant, con 29 puntos. Eso sí, entre ambos no pasaban del 35% de acierto en tiros de campo (20/58). Especialmente en los minutos finales, este desacierto acabó siendo la losa de los Thunder.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Estabilidad en Toronto

Lluvia de triples en OKC y otros datos de la jornada

Siguiente