14 triunfos seguidos de los Warriors fuera de casa; Curry y Thompson, protagonistas

Golden State consiguió un nuevo triunfo jugando como visitante, esta vez en Chicago, igualando así el récord de la franquicia en victorias consecutivas fuera de casa. Nada más y nada menos que 14. Anoche ganaron y lo hicieron a su manera: gracias a un tercer cuarto que fue demasiado para los Bulls.

Los de Hoiberg pelearon en la primera parte y pusieron contra las cuerdas a los actuales campeones. A base de intensidad y defensa ––y animados por un público muy activo durante todo el encuentro–– el equipo local consiguió ganar los dos primeros cuartos y llegar al descanso con una ventaja de tres puntos en el marcador. Los 40 puntos que les metieron a los de Steve Kerr en el primer periodo son su mejor marca de la temporada y, en algunos momentos, llegaron a ir ganando por dobles dígitos. Gran esfuerzo de los jugadores de banquillo, muy buena actitud en la cancha y sin bajar los brazos ante la mayor potencia de la liga en estos momentos.

Pero, una vez más, llegó el tercer cuarto de los Warriors

Seguimos sin saber qué es lo que toman los jugadores de Golden State cuando se van a los vestuarios en el descanso, pero volvió a ocurrir. El tercer periodo fue de nuevo el punto de inflexión del encuentro y el momento en el que las estrellas de los Warriors entran en un estado de gracia que no hay manera de frenar. 22 puntos de Curry y Thompson sólo en estos doce primeros minutos después del descanso. El tercer cuarto terminó 32-12. Los de Oakland encaraban la segunda parte perdiendo de tres puntos y empezaron el último periodo con una ventaja de 17 puntos. Cuando ocurre esto, los rivales no suelen encontrar soluciones al problema y el funcionamiento del equipo se atasca. Anoche no fue diferente para Chicago: estuvieron 6 minutos y 52 segundos sin anotar en algún momento del tercer cuarto. Mal asunto contra los Warriors. Muy malo.

68 puntos entre Curry y Thompson

Los dos francotiradores por excelencia de la liga tuvieron una gran noche. Es más, consiguió su mejor actuación en lo que va de temporada: 38 puntos con 7 triples incluidos. Steph Curry llegó hasta los 30 puntos, con 6 lanzamientos de tres anotados. Ambos regalaron una auténtica exhibición en el tercer periodo y consiguieron encarrilar el encuentro gracias a su fantástico lanzamiento desde la larga distancia.

Nikola Mirotic fue el máximo anotador de los Bulls y jugó un gran papel desde el banquillo aportando frescura, intensidad y anotación. Llegó hasta los 24 puntos en su casillero personal.

La caída de la jornada

Kris Dunn protagonizó el golpe de la noche en los últimos minutos de este encuentro. Fue directo al aro para machacar pero no midió bien la distancia y terminó cayendo al suelo chocando con los dientes. En principio, las consecuencias no serán graves, aunque la franquicia ha anunciado que será evaluado de nuevo el jueves.

Otra jugada desafortunada terminó con peores noticias para los Warriors. Jordan Bell estaba defendiendo una entrada a canasta de Robin Lopez cuando, al caer del salto, se torció el tobillo izquierdo. En el momento parecía algo bastante grave, tuvo que abandonar la cancha en silla de ruedas, pero las primeras pruebas salieron negativas. Este mismo jueves será revaluado y conoceremos el alcance real de la lesión.


Vídeos recomendados


No te pierdas todas las noticias del All Star 2018Ver más