36 puntos de Carmelo y récord de triples de J.R. Smith para vencer a los Kings


Kings 99-Knicks 107

Los New York Knicks volvieron a saborear el triunfo después de caer en las anteriores jornadas ante Cleveland Cavaliers y Los Angeles Lakers. Los hombres de Mike Woodson continúan con su objetivo de alcanzar los playoffs y, con el triunfo en Sacramento, se sitúan a dos partidos de los Atlanta Hawks.

Carmelo Anthony lideró el ataque de los Knicks con 36 puntos; seguido de un acertado J.R. Smith, el cual agregó 29 puntos e igualó el récord de la franquicia con 9 triples convertidos.

“Necesitábamos todo de todos”, admitió Mike Woodson.

Después de caer estrepitosamente ante los Lakers por 127-96, los de Nueva York necesitaban una victoria y gran culpa de ella la tuvo Smith, quién tuvo un rendimiento sobresaliente en los 42 minutos que estuvo en pista.

El escolta anotó un 10/19 en tiros de campo y un sobresaliente 9/12 desde la larga distancia.

“Eso fue enorme”, destacó Anthony.

Los Knicks (30-42) se sitúan a dos partidos de desventaja de los Atlanta Hawks (31-39) después de que éstos cayeron ante los Minnesota Timberwolves por 107-83.

En los Kings, DeMarcus Cousins brilló con 32 puntos, 15 rebotes y 8 asistencias en los 43 minutos que estuvo sobre la pista.

Por su parte, Ray McCollum, ante la ausencia de Isiah Thomas por lesión, partió desde la titularidad por primera vez en esta temporada. El jugador puso en su cuenta particular 10 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias, aunque con un horrendo 3/14 en el lanzamiento. Su también compañero rookie Ben McLemore agregó 16 tantos y un 4/7 desde la larga distancia.

“Nos mataron desde la línea de 3 puntos”, admitió Michael Malone. “Tienen a J.R. Smith y Carmelo Anthony y eso es difícil de superar”, explicó.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.