39 puntos y una asistencia ganadora fue la huella que dejó anoche LaMarcus Aldridge


Estando así, se convierte en casi imparable.

LaMarcus Aldridge fue la pieza clave en la victoria de los Blazers en Denver por 103-105, demostrando su potencial en la pintura y que sabe tirar del carro del equipo cuando éste le necesita.

“Sabíamos que no iba a ser sencillo, porque ellos estaban jugando su mejor baloncesto. Sabíamos que iba a ser mucho más difícil”, recalcaba el jugador tras acabar el encuentro.

Anotó su máximo de la temporada, con una cifra que asusta: 39 puntos. Pero no sólo se quedó ahí.

En los últimos segundos y con el marcador empatado a 103, Aldridge recibió el balón y en vez de afrontar él el tiro, decidió asistir a Robin López para que lograse la canasta de la victoria para Portland.

“Todo el mundo pensaba que dispararía si tocaba la bola”, señaló Aldridge. “Así que traté de dársela a López”.

No fue un pase sencillo y más cuando Aldridge admitió que apenas practica las asistencias en los entrenamientos: “Nunca, te lo juro, nunca lo hago”.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.