A Anthony Davis le encanta Boston: victoria y nueva exhibición

El pasado 16 de enero, le endosaba a Boston 45 puntos, actualmente su tercera mejor marca anotadora en una temporada de ensueño. En la jornada de domingo, en New Orleans, La Ceja volvió a ser determinante para que los vencieran a los (108-89) y siguieran fuertes en posiciones de playoffs del Oeste. NOLA, 40-30, iguala el balance con San Antonio, en la séptima plaza de la conferencia, y sigue manteniendo a raya a los Clippers y a los Nuggets, novenos y décimos, respectivamente y a los que aventaja ya en dos partidos.

Davis firmó 34 puntos, 11 rebotes, 3 asistencias, 1 robo y 1 tapón. Lo mejor de su trabajo fue que apenas necesitó de 30 minutos para ello (32) y que las aportaciones claves de Nikola Mirotic o de Cheick Diallo desde el banquillo hicieron todavía más efectiva la labor de Davis. Y es que la máxima ventaja del encuentro, con los Pelicans lanzados en el último cuarto, la lograron los de sin Davis en el parqué. Fue un 90-79 que luego creció hasta el 101-81, ya con el ala-pívot en pista, dispuesto a dejar su sello final antes de irse en los últimos minutos a descansar. Y lo hizo, con una jugada sobre que supuso la guinda para él y un golpe más para el egipcio, nefasto día el suyo, luego iremos sobre eso.

Inicio potente de Boston

Un 0-8 de parcial fue la mayor sensación de dominio que tuvo Boston durante todo el partido. Es cierto que el 20-28 al término del primer cuarto y el 25-34 mediado el segundo, con un triple de Nader, supusieron rentas similares o mayores (esos nueve puntos fueron la máxima para los de Brad Stevens) que ya por ese minuto siete del segundo asalto daba la sensación de que los Pelicans estaban dentro del partido. El 47-49 con el que se cerró la primera mitad corroboró esta sensación.

Gran segunda mitad de NOLA

New Orleans, a pesar de la que le viene encima esta semana, no estaba dispuesto a ahorrar ni una centésima de esfuerzo hasta que el partido no estuviera decidido. Y para el descanso no lo estaba. Un buen tercer cuarto (35-27 y 82-76) fue seguido del golpe final en los doce minutos que iban a clausurar el duelo. Ahí es donde los locales ganaron definitivamente el partido, y no siempre con Davis en la pista, lo que es muy positivo para sus intereses, ya que evita una dependencia total sobre la estrella y, en el caso concreto de Boston, permitió que su jugador franquicia tomara reposo de manera prolongada y viera los últimos minutos del encuentro sentado en la banda. Y eso en parte fue por el citado trabajo de Mirotic (16 puntos y 10 rebotes) y de Diallo (17 tantos y 6 rechaces), perfectos en la segunda unidad.

El calendario que viene

Todo segundo de descanso que pueda arañar Davis es oro puro. Los Pelicans cierran el back-to-back, tras haber perdido el sábado ante los Rockets pero vuelven a la acción el martes, para encadenar tres partidos seguidos, descansar el viernes, y volver a jugar el sábado contra Houston. En total, seis partidos en ocho días, eso sí, cinco de ellos de manera consecutiva en casa, en una hilera de encuentros que empezaron en el citado sábado ante los Rockets y como locales, que siguió el domingo en casa contra Boston, el martes, miércoles y jueves en su feudo frente a Dallas, Indiana y Lakers, respectivamente, y el sábado visita a Texas para el duelo contra James Harden y compañía. Decir que media campaña de NOLA pasa por esta semana es quedarse cortos.

La mala secuencia de Nader

Con los Celtics buscando agarrarse al partido y todavía con opciones, Nader falló cuatro tiros seguidos dentro de una misma serie, es decir, lanzó un tiro libre de una técnica e inmediatamente después tiró tres tiros libres por haber sufrido una personal cuando lanzaba un triple. Quedaban casi 11 minutos para que acabara el choque y la cosa marchaba 82-76 en contra de Boston, pero ese 0/4 de Nader, que acabó con 2/8 en libres, fue un anuncio de las malas prestaciones de Boston en este tramo final (26-13 en el último cuarto).

Los Celtics, 47-23, siguen lejos del trono del Este en Liga Regular, con los Raptors a cinco victorias, pero tampoco parece que vayan a ver peligrar su segundo puesto, ya que le sacan 6,5 victorias a Cleveland.