A pesar del dolor, Enes Kanter jugó con el hombro dislocado las prórrogas

No sabemos si calificarlo como acto tremendo de gallardía o, por el contrario, una decisión más cercana a la inconsciencia: arrastra problemas en el hombro desde el quinto partido de la serie ante los Thunder. Entonces, el equipo médico de los puso en entredicho su participación en lo que restaba de temporada, pero el pívot de origen turco se negó a tirar la toalla y apostó por estar al lado de sus compañeros.

Los dos primeros encuentros de la eliminatoria ante los los aguantó más o menos bien, pero esta pasada madrugada-mañana su hombro, esa articulación tan latosa y difícil de recuperar, ha dicho basta. Durante la primera de las cuatro prórrogas del interminable duelo entre Portland y Denver, Kanter comenzó a sentir un fortísimo dolor. Su hombro estaba dislocado y, sin saberlo, iba a tener que afrontar muchos más minutos en pista sufriendo.

“En la primera prórroga mi hombro se separó aún más de lo que ya estaba. Tuve que meter mi brazo por dentro de la camiseta porque no era ni capaz de andar con él colgando. Pero estoy contento por la victoria. Cueste lo que cueste. Tienes que sacrificar todo. Estoy orgulloso de mis compañeros”.

En la siguiente fotografía que el mismo Kanter colgó en su prolífica cuenta de Twitter, se puede apreciar el inmenso dolor que estaba sintiendo.

¿Y ahora qué?

Kanter acabó jugando un total de 56 minutos. Permanecer tanto tiempo en pista no ha hecho otra cosa que agravar su dolor y, como él mismo ha descrito al acabar el encuentro, ahora mismo no siente “ni el brazo”. El center acabó su participación con 18 puntos y 15 rebotes.

“Todo el mundo animaba. Damian se me acercó y me dijo: ‘Ey, solo una prórroga más’. Lo que pasa es que eso me lo dijo tres veces. Una más, vamos. No quería dejar solo a mi compañero”, afirmó Kanter.

Ahora su estado es más que dudoso para el siguiente encuentro de la serie, el cual se jugará mañana domingo. Desde ahora hasta entonces, Kanter va a recibir diferentes tratamientos para mitigar su dolor y poder ganar algo de movilidad articular, aunque la inflamación que tenga en la zona va a limitar por mucho la labor de los fisios de los Blazers. “Ojalá que pueda jugar. Estaré bien”, añadió.

(Fotografía de portada de Matthew Stockman/Getty Images).


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Jokic jugó ¡65 minutos!: “Estoy en muy buena forma”

Steve Kerr, no sin ‘su Looney’: “Es una pieza integral para nosotros”

Siguiente