A Phil Jackson se le notan los años


Sí, Denver está muy fuerte y juegan todo el tiempo a un ritmo constante que les ha permitido llegar con opciones de victoria en 11 de los 12 partidos que han disputado durante estos PlayOffs pero si les facilitas el camino derrotarles es aún más complicado. Ayer Phil Jackson cometió varias decisiones imprudentes que le costaron muy caras a su equipo:

  • Agotó a Pau Gasol haciéndole jugar 44 minutos para que este sólo pudiera lanzar 8 veces a canasta. Bynum jugó 18 minutos, no lo hizo mal y tiró las mismas 8 veces que el español. Jackson debería haber sentando un poco más a Gasol, haber hecho jugar a Bynum 30 minutos y ordenar que su equipo jugase más balones interiores.
  • Con 103-106 en el marcador y 4.3 segundos por jugarse -un mundo-, tío Phil diseña una jugada para que Fisher lance la canasta más importante de la noche… pero estamos en 2004 y no en 2009. ¿Por qué ese tiro no fue para Bryant? Kobe había anotado dos triples en último cuarto.

Evidentemente, Jackson no es el culpable único de la derrota pero sí debe cargar con gran parte de la responsabilidad. Los Lakers llegaron a disfrutar de 14 puntos de ventaja mediado el segundo cuarto pero 4 minutos de falta de concentración dejaron la renta en un mísero punto al descanso.

Carmelo Anthony volvió a ser el claro líder de su equipo con 34 puntos y 9 rebotes -5 de ellos ofensivos- y Chauncey Billups aportó 27 puntos gracias a las muchas entradas a canasta que cargaron de personales a los jugadores del Staples. Leinas Kleiza fue un martillo pilón desde el arco logrando 16 importantes puntos en tan solo 21 minutos de juego.

Por los Lakers destacar a Kobe Bryant, autor de 32 puntos y 5 rebotes con porcentajes del 50% de acierto en tiros de dos y triples así como un 100% de efectividad en los 10 libres que dispuso. Trevor Ariza mantuvo a su equipo durante parte del tercer cuarto y finalizó con 20 puntos y 4 robos pero se le escapó un balón vital en el último minuto. Pau Gasol firmó 17 puntos, 17 rebotes, 3 asistencias y 2 tapones pero declaró “no saber que más hacer”. El de Sant Boi necesita balones y que su equipo juegue para él alguna vez ya que ayer todos los puntos que consiguió fueron por jugadas suyas o mediante rebotes ofensivos.

Ahora la serie se traslada al Pepsi Center para los dos próximos partidos y los de L.A. deben ganar uno de ellos si no quieren decir prácticamente adiós a la opción de repetir final NBA por segundo año consecutivo.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.