Aaron Gordon: “He mejorado mucho en el poste”


El jugador de Orlando quiere que la temporada 2019-20 sea la de su despegue definitivo en la NBA

Parece que fue ayer cuando aterrizó en la NBA con sus vuelos, pero lo cierto es que Aaron Gordon es a día de hoy uno de los ‘veteranos’ de Orlando Magic, y un jugador sobre el que empieza a ceñirse la creencia de que no llegará a explotar –al menos no como una estrella–.

Elegido en el puesto 4 del Draft de 2014, Gordon ha mantenido una progresión constante en su carrera solo truncada durante la temporada 2018-19, cuando sus números sufrieron un pequeño retroceso. Pese a tal circunstancia, este chico de tan solo 23 años entiende –como debe ser–, que aún está a tiempo de dar un nuevo salto en su carrera, ese que cree que llegará desde el trabajo y mejorando su juego cerca del aro.

“He mejorado mucho en el poste. Al principio de mi carrera no quería que se me encasillara como alguien que solo juega en el poste. Era algo que me hacía pensar demasiado. Eso hizo que perdiese una parte de mi juego que necesitaba tanto el equipo como yo. En el poste bajo puedo usar mis ganchos y hacer cosas para que todos se sientan cómodos en el equipo. Se trata de poner la pelota en el poste y hacer una jugada para el equipo”, comenta a nba.com.

No le falta razón. Quizás empujando por una NBA que ha ido deslizándose hacia la línea de tres puntos con celeridad –tener un pívot que no lance triples parece sacrilegio–, Gordon fue alejándose del aro hasta el punto de que como novato promedió un solo triple por noche, mientras que en el curso 2017-18 se fue hasta 5,9 sobre un total de 14,9 lanzamientos por partido. El curso pasado, el 2018-19, redujo su producción exterior a 4,4 intentos; aun así hablamos de que un 32,8% de sus tiros fueron triples con un 34,9% de acierto.

¿Puede ser más determinante desde la pintura? La realidad es que tiene un físico privilegiado que debería ayudarle a ello, pero necesita trabajar. El curso pasado recibió 219 balones en el poste, el problema es que de los 114 intentos que realizó solo el 40,4% acabaron en canasta. Además, desde esa posición logró dar únicamente 13 asistencias. Lo cierto es que su uso en estas posiciones se sitúa muy lejos del de jugadores como LaMarcus Aldridge, quien recibió hasta 1005 pases en el poste.

Confía en el equipo

Tras seis campañas de ausencia, la franquicia de Florida regresó el curso pasado a playoffs tras firmar un balance de 42-40. Cayeron en primera ronda ante los Raptors, a la postre campeones, y a quienes incluso ganaron un partido. Con esa base, Gordon se muestra confiado en que sigan progresando. “El año pasado llegamos al training camp sin saber qué espera, y por eso no teníamos la confianza de hacer lo que hicimos desde el principio. Ahora sabemos que podemos ganar y que se trata solo de jugar a un gran nivel noche tras noche para demostrar a la gente lo que podemos hacer”, sentencia.

(Fotografía de Don Juan Moore/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.