Abdel Nader, sin rencor con Boston: “Brad Stevens es un gran mentor”

El pasado mes de julio, los Celtics tenían planeado cortar a y pagarle solo así 450.00 dólares de su contrato para la 2018-19, la única cantidad que tenía garantizada el egipcio. Sin embargo, pocos días después, en una maniobra dirigida a ahorrar algo de dinero, Boston enviaba a Nader a los Thunder a cambio de Rodney Purvis. Boston se evitaba así pagar esos 450.000 dólares y el futuro de Nader se quedaba en manos de los Thunder.

El 1 agosto, el resto del contrato de Nader pasaba a ser totalmente garantizado, es decir, por valor de 1,37 millones de dólares. Y esa fecha llegó con el egipcio dentro de la plantilla de OKC. Se queda. Para la 2019-20 Nader tiene firmados 1,61 millones de dólares pero no están garantizados hasta el 5 de julio de 2019. Luego, la 2019-20 está sujeta a Team Option.

Sin rencor con Boston

Pero hasta que llegue este momento, el próximo verano, queda mucho trecho por recorrer. Nader empieza una nueva etapa en OKC tras su primer curso en la NBA, jugado en los Celtics. Nader fue Novato del Año de la G League en 2017 con los Maine Red Claws, su año de estreno como profesional tras ser elegido en las postrimerías del Draft de 2016, pero luego en su temporada de debut en la NBA con Boston nunca terminó de ser una pieza interesante en la rotación. Eso precipitó su salida. Pero para el alero de Egipto, no hay rencor por lo sucedido.

“Toda la organización, desde el general manager hacia abajo realmente se preocupan por ti. Es muy similar a lo que he visto en Oklahoma City. He tenido una gran relación con Brad Stevens, es un gran hombre, un gran mentor y un entrenador increíble”, señala Nader a Dan Shalin, de Pioner Press.

Nueva vida en los Thunder

“Al principio me sentí un poco decepcionado”, comenta el exterior sobre su salida de los Celtics, donde firmó 3,0 puntos y 1,5 rebotes en 48 partidos de Temporada Regular en la 2017-18. “Pero rápidamente volé a Oklahoma, me reuní con Sam Presti y con el cuerpo técnico. Me recibieron con los brazos abiertos haciéndome ver que me querían. Me hizo sentir bien que la franquicia demostrara su confianza en mí”.

Nader, que se operó de la mano el pasado mes de junio, una vez concluida la temporada, coincidirá con , base novato de los Thunder y con quien jugó en la Universidad de Iowa State. Además, el africano es uno de los jugadores que invitados por ha estado trabajando este verano en Los Angeles.