Adam Silver cierra las puertas a una expansión con franquicia en Seattle

Tras la fallida compra para que los Kings se trasladasen a Seattle, se planteó la posibilidad de que se realizase una nueva expansión en la liga, la última fue con los Charlotte Bobcats en 2004, para que la ciudad del Estado de Washington tuviese un nuevo equipo; sin embargo, el nuevo Comisionado de la , , asegura que es algo que por el momento no están pensando.



Seattle es un mercado maravilloso. Sería muy atractivo para la liga tener un equipo allí. Pero no nos planteamos expandirnos ahora mismo“, explica en una entrevista concedida a ESPN.

Motivos de competitividad

A la hora de explicar qué le ha llevado a tomar esa decisión, Silver tiene claro que no sólo se puede pensar en el factor económico. “Los propietarios y yo no podemos mirar sólo las oportunidades económicas que da el tener un socio más, sino también el reparto de talento. En estos momentos ya hay gente haciendo comentarios sobre la Conferencia Este, por lo que… ¿Es el momento ideal para adherir otros 15 o 30 jugadores a la liga?“, expresa.

“En última instancia yo soy responsable de la salud financiera y competitiva de una liga de 30 equipos. Nosotros no tenemos aún 30 equipos rentables en la NBA, y aunque hemos hecho progresos, todavía hay equipos que no son lo suficientemente competitivos”, concluye.

Reparto de dinero

En 2004, cuando los Bobcats se unieron a la liga, la cuota de entrada fue de 300 millones de dólares, por lo que cada franquicia recibió 10.3 millones. En el caso de Seattle se ha barajado la posibilidad de que la suma alcanzase los 800 millones, por lo que cada equipo podría llegar a percibir 26 millones.