Adam Silver cree que la NBA “puede hacerlo mejor” respecto a la diversidad de entrenadores


Cuatro. Ese es el número de entrenadores jefe negros que tienen contrato en la NBA en estos momentos. Con seis equipos buscando head coach la cifra podría aumentar, pero aun así distaría mucho de los datos alcanzados hace algunos años. Para ser exactos, fue en la campaña 2012-13 cuando se llegó al tope con un total de 14 técnicos negros iniciando la temporada. A la espera de tener los guarismos definitivos, estaríamos hablando de un descenso del 71%. ¿Preocupa esto a la NBA? Así es.

Adam Silver ha sido cuestionado por tal situación. Lejos de dejar pasar la pregunta o cambiar de tema, el comisionado de la Liga entró de lleno en materia llegando a valorar la posible inclusión en la NBA de una ‘Regla Rooney’, la cual, instaurada en la NFL, obliga a los equipos a considerar para el cargo de entrenador jefe a dos candidatos externos a la organización que procedan de minorías, así como uno para puestos de coordinadores y otro para vacantes de general manager. Silver cree que esta no es la solución, aunque admite que podrían hacerlo mejor.

“Hemos analizado lo que podría ser un equivalente a una regla tipo Rooney en la NBA, y no estoy seguro de que tenga sentido. Si es posible, prefiero otras formas de abordar la situación. Hay una cierto flujo y reflujo natural en la contratación y el despido de entrenadores, pero es verdad que hablamos de un número demasiado bajo en este momento. Hablemos de nuevo después de que se ocupen los seis puestos vacantes y ver dónde estamos. Sabemos que podemos hacerlo mejor y creo que lo haremos mejor”, recalca.

Sobre esos seis equipos que aún no tienen técnico –Indiana Pacers, Philadelphia 76ers, Los Angeles Clippers, Oklahoma City Thunder, New Orleans Pelicans y Houston Rockets–, Silver recalca que en ningún caso pueden empujarles a que contraten a uno u otro candidato, pero sí que se están asegurando desde la Liga de que tengan en consideración una variedad de candidatos antes de elegir a su nuevo head coach.

“¿Deberían los equipos contratar a quien quieran? La respuesta es sí. No veo cómo podría funcionar una liga en la que la gerencia de la competición, o el comisionado, le está dictando a un equipo a quién deben o no deben contratar o a quién deben o no deben despedir, francamente. Habiendo dicho eso, sé que podemos hacerlo mejor. Tenemos seis vacantes en este momento. Estamos en conversaciones con todos esos equipos para asegurarnos de que haya una lista diversa de candidatos”, sentencia.

Rivers y Lue, las opciones más claras

Ciñéndonos a lo ocurrido esta temporada, por el momento contamos tres despidos de técnicos negros –Doc Rivers (Los Angeles Clippers), Nate McMillan (Indiana Pacers) y Alvin Gentry (New Orleans Pelicans)–. Además, Jacque Vaughn también dejó el puesto de head coach de Brooklyn Nets en favor de Steve Nash. Al lado contrario, al de las contrataciones, tenemos al mencionado Nash en la franquicia neoyorquina, Tom Thibodeau (New York Knicks) y Billy Donovan (Chicago Bulls). Sí todos ellos blancos.

Con ese escenario, quienes más suenan para poder ocupar un banquillo de cara a la próxima temporada son Tyronn Lue y Doc Rivers. Ambos, según informa Adrian Wojnarowski de ESPN, son candidatos a tomar el mando del vestuario de Philadelphia 76ers; si bien tendrían igualmente oportunidades en otros de los puestos vacantes. Si los dos fuesen contratados, hablaríamos de un total de seis entrenadores, lo cual igualaría el mínimo de las últimas décadas, el cual se dio en la campaña 1999-2000 justo con seis. Por ahora lo único seguro es que en la NBA solo hay cuatro entrenadores jefe negros: J.B. Bickerstaff (Cleveland Cavaliers), Lloyd Pierce (Atlanta Hawks), Monty Williams (Phoenix Suns) y Dwane Casey (Detroit Pistons).

Black Lives Matter

Más allá de la consideración de que para cualquier trabajo se debería optar por las capacidades de cada individuo sin importar nada más, el hecho de que este gran descenso de técnicos negros se esté produciendo justo ahora no ayuda a la NBA. Desde hace meses, exactamente desde el asesinato de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis, el movimiento por la justicia social y racial ha vivido un auge que incluso amenazó en la burbuja de Orlando con cancelar la temporada. Los jugadores se han volcado con la causa. Jaylen Brown condujo su coche 15 horas para encabezar una manifestación. LeBron James ha promovido una organización en apoyo del voto afroamericano. Por supuesto que la igualdad no tiene que ver con la libertad de las franquicias a la hora de elegir un entrenador u otro, pero sí es un dato que puede crear cierta crispación en una competición en la que la mayoría de sus jugadores son afroamericanos.

(Fotografía de Ashley Landis-Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.