Adam Silver, preocupado por los positivos que puedan darse en la burbuja


El comisionado entiende que habrá casos en los primeros días, pero espera que eso no continúe una vez pasado el tiempo de cuarentena en Disney World

Son varios los casos de positivo por coronavirus que se han dado en la NBA en las últimas semanas. Dicha circunstancia está lejos de ser un problema; es más, es justo lo que la Liga deseaba: sacar a la luz los positivos existentes antes de ingresar en la burbuja de Orlando para concluir la temporada. Hasta ahí el plan está funcionando, incluso se vería como lógico que ya en Disney World apareciese algún otro jugador o miembro del personal infectado que no se hubiese detectado en los test anteriores. La situación solo cambiaría si esas pruebas positivas apareciesen tras lo que se considera como el tiempo de cuarentena ya dentro de la burbuja. Ahí, tal y como asegura Adam Silver en una conferencia virtual según transcribe ESPN, llegaría el momento de preocuparse.

“No nos sorprenderá que cuando lleguen Orlando den positivo algunos otros jugadores. algunos jugadores. Lo que sería más preocupante es que una vez que los jugadores ingresen a la burbuja y pasen por nuestro período de cuarentena, tuviéramos algunos positivos. Sabemos que ahí tendríamos un problema. En esencia eso nos haría saber que hay un agujero en la burbuja o que nuestro campus no está funcionado de alguna manera. Eso sería muy preocupante”, señala.

La cuestión es que la burbuja lo es solo para los miembros de la NBA. Ya se ha hablado mucho de cómo los empleados de Disney World, quienes cocinarán, limpiarán y se ocuparán de todos los demás servicios, entrarán y saldrán diariamente del recinto. Se extremarán las medidas de seguridad con mascarillas, distanciamiento y pruebas regulares, pero aun así no se necesita más que un caso que se escape para que todo se complique. El peor escenario para la Liga sería que un jugador disputase un partido sin saber que es positivo y que eso llevase a la infección de otros muchos. Si se diese un caso así, el comisionado de la competición ya ha admitido que una nueva suspensión podría ser el resultado.

Ya no se trata únicamente de que las medidas que se tomen sean las idóneas, sino de que estas se cumplan a rajatabla; algo que de puertas adentro quizás sea más sencillo de vigilar, pero que con las personas que vivan en otras zonas de Florida y acudan a trabajar a Disney World será bastante más complicado. Algunos jugadores como Damian Lillard se han mostrado escépticos con que todos vayan a cumplir con el protocolo, mientras que otros como Joel Embiid admiten que no le gusta nada la burbuja. “No soy un gran admirador de la idea, pero voy a hacer mi trabajo”, ha dicho.

(Fotografía de Stacy Revere/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.