Agónico triunfo de Philadelphia ante San Antonio con triple-doble de Simmons


Los Philadelphia 76ers sumaron una victoria de prestigio al derrotar a los San Antonio Spurs por 122-120. Un gran cierre de partido otorgó a los Brett Brown este ajustado triunfo, que les permite seguir la estela de los Indiana Pacers y mantener cierta distancia con los Boston Celtics. Los texanos, por su parte, son alcanzados por los Utah Jazz en el sexto puesto del Oeste con un balance de 27-22.

Más ‘Proceso’ que nunca

Con Jimmy Butler ausente por problemas en la muñeca, fueron Ben Simmons y Joel Embiid los encargados de sostener a los Pensilvania. El pívot camerunés, pese a evidenciar ciertas molestias en la espalda cada vez que abandonaba la pista, terminó el choque con 31 puntos y 19 rebotes, siendo el líder del encuentro en ambos apartados. Además, se encargó de forzar un partido bastante gris de LaMarcus Aldridge, que no pudo pasar de los 13 tantos y 5 rebotes tras varias semanas a un gran nivel.

A su lado, el base australiano logró su séptimo triple-doble del curso al alcanzar los 21 puntos, 15 asistencias y 10 rebotes. Tras un arranque de temporada un tanto dubitativo, Simmons atraviesa un excelente estado de forma, y su mera presencia en pista es un soplo de aire fresco en el ataque de Philadelphia. Destacaron también los 19 tantos de J.J. Redick, que anotó 6 triples en 13 intentos y protagonizó la acción decisiva del partido.

Con la miel en los labios

Hasta siete jugadores de San Antonio llegaron a los dobles dígitos en anotación, categoría que lideró DeMar DeRozan con 26. Patty Mills y Marco Belinelli firmaron también sólidas actuaciones desde el banquillo, convirtiendo 17 y 16 puntos respectivamente y 7 triples en 14 intentos entre ambos. De hecho, un acierto de tres del italiano puso a los Spurs 8 arriba (112-120) con menos de tres minutos por jugarse y colocaba todo muy de cara para los de Popovich, pero a los Sixers aún les quedaba un último arreón.

Los locales endosaron a los de Texas un parcial de 9-0 en poco más de un minuto, culminado con un 3+1 de Redick para el 121-120. San Antonio, ahogado por una gran labor defensivo de Philadelphia, no fue capaz de anotar un solo punto hasta el final, y vio cómo la posibilidad de triunfo se evaporaba sin ni siquiera llegar a lanzar a canasta en su última posesión. El Wells Fargo Center respiró aliviado y celebró que los suyos lograban su victoria número 21 como locales, igualando la cifra de Milwaukee y Toronto como equipo con más triunfos en su pabellón.

(Fotografía de portada: Andy Lyons/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.