Al Jefferson es la gran esperanza para que Charlotte vuelva a los Playoffs

En sus 9 años de historia, la afición de los Charlotte no ha tenido muchas alegrías. Su equipo, siempre en los últimos puestos de la Conferencia Este, ha llegado solo una vez en su historia a los Playoffs. Y de eso hace ya mucho tiempo. Fue en la temporada 2009-10 con Larry Brown como jefe de baquillo y un completo equipo formado por Raymond Felton, Tyson Chandler, Gerald Wallace, Raja Bell o Stephen Jackson.



Desde entonces, el equipo de Michael Jordan se ha quedado a las puertas y con registros tan desastrosos como el 7-59 de la campaña 2011-12. Sin embargo, actualmente se encuentran en el 8º puesto de la Conferencia Este y sus opciones de Playoffs pasan en gran parte por las manos de , quién se encuentra en plena forma.

Jefferson y su juego en el perímetro marcan la diferencia en el Este. El pívot está promediando 20,1 puntos, 2 asistencias, 1,2 tapones y 10,5 rebotes por encuentro, uno de sus años más productivas desde que llegara a la competición en 2004.

“Yo culpo a Dirk Nowitzki”, dijo Jefferson sobre su estilo de la ‘vieja escuela’ al poste.

Algunos de sus rivales como , de los San Antonio Spurs, han reconocido que se antoja muy difícil defenderle.

“Tiene un gran lanzamiento de gancho y una gran finta que consiguen dejarte fuera de juego”, dijo el jugador francés. “Cuando juegas con ‘Al’ tienes que cambiar tus reflejos y la forma de defender. No es nada fácil”, destacó.

no pudo pararle cuando se enfrentaron el pasado 8 de febrero (104-100). En los primeros 5 minutos que coincidió con en pista, Jefferson conseguiría 10 de sus 26 puntos. Pronto cambiaría su defensor para intentar pararle.

“Sus fintas son probablemente las mejores de la liga”, admitió Popovich.

El pívot de los Bobcats llegó a la NBA en el puesto número 15 del Draft 2004, seleccionado por los Boston Celtics directamente desde Instituto de Prentis (Mississippi).

“Cuando llegué por primera vez, me acuerdo de aquellos equipos que tenían un gran cuatro y un cinco grande. Un poco como la era de Robinson y Duncan. Ahora la NBA ha cambiado un poco”, dijo.

Pese a la evolución de la competición, Jefferson continua con su estilo fiel, con su juego al poste, más propio de la NBA de la década de los 80 y los 90.

En los últimos 16 encuentros sus estadísticas se han disparado hasta los 26 puntos y 11,4 rebotes de media. No obstante, nunca ha disputado un All-Star Game y tampoco ha sido tomado en cuenta para el presente año.

“Nunca he sido ese tipo de jugador al que los niños quieren ir a ver a jugar”, admitió. “Nunca he estado en ese círculo de jugadores en el que están Lebron James o Blake Griffin”, agregó.

Su entrenador, , cree que es el jugador interior más en forma de la competición: “En este momento no hay nadie en liga que esté jugando mejor que él”.

Los Charlotte Bobcats son actualmente octavos del Este con 23 victorias y 30 derrotas y muchas de sus opciones para los Playoffs pasan por Jefferson. A tan solo medio partido de los Detroit , esta próxima madrugada tienen el primer duelo del ‘back to back’ que terminará este miércoles en el Time Warner Arena de North Carolina. De imponerse en ambos encuentros, supondría un gran estímulo para lograr el objetivo de la post-temporada.