Alec Burks celebra el regreso a los playoffs con su mejor anotación del curso


Alec Burks celebró el retorno de los New York Knicks a los playoffs con su mejor actuación ofensiva de la presente temporada. El escolta brilló con 30 puntos y 10 rebotes en el ajustado triunfo ante San Antonio Spurs por 98 a 102.

En 34 minutos sobre el parqué completó un 11/20 en tiros de campo, incluido un 5/10 en triples; y un perfecto 3/3 en tiros libres. Burks llegaba entre algodones después de causar baja las últimas tres jornadas debido a unas molestias en su rodilla, y anteriormente se había contagiado de COVID-19.

Respecto al encuentro, los Knickerbockers lograron superar un déficit de 17 puntos en el cuarto periodo, y R.J. Barrett ganó un poco de confianza tras su desastrosa actuación en Los Angeles. El canadiense se calentó en el tramo final con seis tiros consecutivas sin fallo para obtener un total de 24 tantos (19 de ellos fueron en la segunda parte).

“Esto demuestra nuestro valor y nuestra dureza. Nunca damos marcha atrás”, admitió R.J. Barrett al diario NY Post.

Con su victoria ante los Texanos, los Knicks son sextos en el Este, igualados 39-31 con Miami Heat; y por delante están los Hawks, siendo cuartos con 40-31. Por delante les restan dos jornadas en el Garden contra Charlotte y Boston.

“Nunca dudé de que íbamos a ganar. “Estábamos bien”, señaló Julius Randle.

El ala-pívot formado en Kentucky se quedó a las puertas del triple-doble con 25 puntos, 9 rebotes y 9 asistencias, aunque con un 7/21 en tiros de campo.

En los Spurs, el veterano DeMar DeRozan fue el más destacado de los visitantes con 27 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias; acompañado por Dejounte Murray y Lonnie Walker IV con 14 y 12 tantos respectivamente.

Pese a caer por segunda jornada consecutiva, los de Gregg Popovich se han asegurado un puesto en el Play-in con la derrota de los Kings en Memphis. Los Spurs son décimos del Oeste (33-37); sin opciones de escalar posiciones. Les quedan dos encuentros por disputar ante Phoenix Suns.

Pops felicita a Thibodeau

Son muchos los que dudaron de Tom Thibodeau en su regreso a los banquillos. Todos salvo Gregg Popovich, quien siempre ha confiado en el trabajo de su compañero, y que si alguien era capaz de levantar a los neoyorquinos, ése era Thibs.

“Aquellos que le conocen se ríen con un gran respeto”, señaló Gregg Popovich. “Sabías que iba a pasar. Iba a coger a ese grupo, a desafiarles y a hacerles responsables. Simplemente te saca una sonrisa porque sabías que esto iba a pasar. Como la noche viene tras el día. Llegó y lo ha vuelto a hacer. Estamos emocionados por él. Ha convertido el equipo a una cultura ganadora. Es increíble”, destacó.

Thibodeau se ha especializado en revitalizar franquicias. Primero fueron los Bulls; seguidamente Minnesota Timberwolves tras una sequía de 14 años en playoffs; y ahora lo están disfrutando los Knicks, quienes regresan a las eliminatorias por el título por primera vez desde 2013.

Burks y el virus

En su regreso a la Gran Manzana, Alec Burks contó que tuvo pasar 10 días aislado en Dallas tras contagiarse de COVID-19, aunque por suerte fue asintomático. No andaba fino en su vuelta a los parqués; sin embargo, anoche explotó en ausencia del lesionado Derrick Rose, tomando los mandos de la segunda unidad y responsabilizándose de la remontada junto al joven Barrett.

“Estaba aislado del mundo. No tuve síntomas. Pero mi aliento todavía se está recuperando”, explicó Burks. “Solo trataba de coger el ritmo. Ha sido un torbellino de emociones desde que di positivo. Me quedé ahí atrapado, luego regresé y me hice daño en una jugada confusa. Todo ha sido una locura”, reconoció.

(Fotografía de portada: Rich Schultz/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.