Alec Burks lanza a los Knicks con 14 puntos en el último cuarto


Alec Burks anotó 14 de sus 21 puntos en el último periodo para guiar a la cuarta victoria consecutiva de los New York Knicks en New Orleans por 116 a 106. El escolta, magnífico en el clutch, partió como reserva para finalizar con un 7/12 en tiros de campo (incluido un 4/7 en triples) y 7 rebotes en 22 minutos sobre el terreno de juego.

Gracias a su acierto en los últimos instantes del choque, los Knicks consiguen su mejor racha de la temporada y se sitúan dos victorias por encima del 50% con 29-27, siendo 6º de la Conferencia Este adelantando a Miami Heat y Charlotte Hornets.

“Siempre ha sido un gran creador de tiros y tiene un gran equilibrio”, admitió Tom Thibodeau al diario NY Post. “Su temple bajo presión es enorme. El partido no fue demasiado para él”, destacó.

Por segunda noche seguida Julius Randle comandó la ofensiva de los Knicks con 32 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias y un 5/8 en triples. El ala-pívot arrancó con fuerza con un perfecto 3/3 en triples en el primer cuarto.

Randle ha cosechado 30 puntos o más en dos jornadas seguidas (3ª vez en su carrera NBA), y ha alcanzado la barrera de los 30 puntos en siete ocasiones durante el presente curso. Su récord anotador está en 44.

Su duelo ante Zion Williamson fue especialmente destacado. El joven de NOLA se mostró imparable con 25 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias. Sin embargo, la defensa de Thibodeau aunó fuerzas en el tramo final para detener su sangría en la pintura y acabar con la racha de tres triunfos seguidos de los Pelicans.

“Cuando tratas con jugadores especiales, tienes que aplicar reglas especiales, tienes que hacer un plan de juego contra ellos”, señaló Thibs. “Y luego tienes estar dispuesto a cuando comprometes un segundo defensor, ¿cómo vas a reaccionar? Eso también te afecta a la rotación de tu equipo”, agregó.

En ausencia del lesionado Nerlens Noel, que arrastraba molestias en el tobillo, el veterano Taj Gibson cumplió con su papel para terminar con 8 puntos, 10 rebotes, 2 asistencias y 2 tapones en 35 minutos. El pívot estuvo acompañado por el recientemente renovado Norvel Pelle con 4 puntos, 3 rebotes, 1 tapón y 1 robo de balón.

La otra joven estrella de los Pelicans, Brandon Ingram, guió su ofensiva con 28 puntos y 7 rebotes, seguido por el novato Naji Marshall, que se quedó a las puertas del doble-doble: 14 tantos y 9 rebotes.

Disparidad en los triples

Un aspecto fundamental en el juego de ambos conjuntos fueron los triples. Mientras que los Knicks notable un de 17 de 33 intentos (51%), los Pelicans apenas sumaron un 6 de 28 (21%).

“La gran diferencia esta noche han sido los triples”, señaló Stan Van Gundy. “Nuestra defensa exterior no ha sido lo suficientemente buena y nuestra ofensiva tampoco”, reconoció.

Alec Burks conectó un 4 de 7 intentos; Randle un 5 de 8; y el veterano Reggie Bullock un 4 de 7 para obtener un total de 16 puntos. Asimismo, hasta seis jugadores de los Knickerbockers anotarían al menos un triple.

Otros destacados

Knicks: Derrick Rose y Elfrid Payton, que jugaba ante su ex equipo, aportaron 11 puntos cada uno. El banquillo de los neoyorquinos destacó con 43 puntos.

Pelicans: Lonzo Ball se perdió su cuarto partido seguido por unas molestias en la cadera. En su lugar partió el mencionado Marshall sustituyendo a Wes Iwundu, titular en la victoria del lunes contra Sacramento y que apenas disputó 4 minutos.

(Fotografía de portada: Rich Schultz/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.