Alec Burks, mate triunfal para Cleveland

Caer de pie en una franquicia es esto. Hace apenas una semana era enviado desde los Jazz a los a cambio de Kyle Korver. Entonces Burks aseguró que se alegraba de ir a un lugar donde pudiera disfrutar de más protagonismo del que había tenido, por un razón u otra, en Salt Lake City, su único equipo en la NBA hasta entonces.

Mate decisivo de Burks

Y le han bastado tres encuentros para ser protagonista en los Cavaliers, para contribuir con su trabajo a alguna alegría para la triste franquicia de Ohio. Anoche, después de perder sus dos primeros encuentros con la camiseta de los Cavs pero de promediar 14,0 puntos y 6,0 rebotes en 25,0 minutos, se mantuvo en sus medias estadísticas y, lo que es clave, decantó la balanza a favor de los de Larry Drew. Porque sin Burks no se entiende el triunfo de los Cavs en Brooklyn (97-99).


Con el duelo igualado a 97, Burks decidió que era su momento, que quería los focos de la jornada. En la última bola para Cleveland, se colocó un poco por delante de la línea divisoria de la cancha, se agachó y dibujó en su cabeza lo que iba a hacer. Delante, para cerrarle el camino. Burks decidió ir hacia la red y en su misión fue clave un bloqueo de Rodney Hood sobre el propio Crabbe que le dejó la pista abierta a Burks para que, con el cambio de defensa, se midiera a Spencer Dinwiddie- quien sufrió en el desplazamiento lateral-, lo sobrepasara, machacara y dejara heridos de muerte a los , quien buscaron un triple a la desesperada en manos de Dinwiddie. No hubo fortuna, no la tienen últimamente los de Brooklyn, ejemplo claro de lo que pierde un plantel cuando le falta su referencia. Los son otros sin y han pasado de optar de alguna manera los playoffs a ser una medianía más de Este, donde van 8-17 y siete derrotas seguidas. Con LeVert en pista el balance era de 6-8; sin él, 2-9.

Otro que brilla, Thompson

No es nuevo en el Quicken Loans Arena pero está siendo de lo poco que se salva esta temporada en los Cavaliers. Tristan Thompson dejó ayer un nuevo trabajo notable: 19 puntos y 14 rebotes. Se trata del doble-doble número 13 para el canadiense este curso, el tercero seguido y el séptimo en los últimos ocho partidos.

Tras cuatro derrotas seguidas Cleveland vuelve a ganar y con 5-18 de balance al menos ya no es el peor equipo del Este, puesto que supera a los Bulls, que acaban de despedir a Fred Hoiberg, y a los Hawks. Además, en el Oeste, los Suns y su 4-19, también se colocan por debajo de unos Cavaliers a los que se les puede hacer muy larga la transición post .

(Fotografía de portada: Alex Goodlett/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Jokic conquista Canadá con un triple-doble que pone líder del Oeste a Denver

Los Warriors vuelven a ganar fuera de casa 35 días después

Siguiente