Alec Burks vuelve a pasar por el quirófano por su dañado tobillo


El prometedor proyecto de Utah sigue azotado por las lesiones. Además de perder a Gordon Hayward y Derrick Favors (ya recuperado aunque con limitaciones de minutos), el equipo entrenado por Quin Snyder no ha podido contar desde el inicio de pretemporada con Alec Burks, un jugador clave en la ofensiva de los Jazz en las últimas temporadas. El escolta tuvo que pasar por el quirófano este martes para someterse a una artroscopia para reparar su tobillo izquierdo.

Lo más dramático es que no es la primera vez este año en la que Burks tiene que pasar por esta intervención. El 8 de junio, el escolta fue operado de su rodilla y su tobillo izquierdo. Aquella artroscopia no dio los resultados previstos, manteniéndole todavía fuera de las canchas. Alec Burks no ha podido disputar ningún partido desde el 26 de diciembre de 2015, cuando sufrió una fractura de peroné que le dejó fuera de combate para el resto de la temporada.

Un jugador necesario

La carrera reciente de Burks, que ha promediado 10,6 puntos en sus 5 años en la NBA, ha estado afectada por sus lesiones. En las dos últimas temporadas, el jugador de 25 años solo ha podido disputar un total de 60 partidos a causa de problemas físicos, una tendencia que se ha prolongado en esta campaña.

Utah ha encontrado en el joven Rodney Hood un jugador fiable en su posición, pero la baja de Gordon Hayward ha sido especialmente dolorosa en este inicio de campaña en el ataque de los Jazz, una situación en la que un Alec Burks sano hubiera sido un gran alivio. Por lo pronto, Utah tendrá que seguir buscando fórmulas para anotar sin su presencia.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.