Alvin Gentry desea seguir contando con Cousins

dijo hace escasos días que llevaba tiempo sin hablar con alguien de la gerencia de New Orleans , algo que abría la puerta a pensar que se estaba alejando la posibilidad de continuar en Luisiana. Quizás por ello, se ha apresurado a comunicar que no hay una sola persona trabajando en la franquicia que no quiera que el pívot continúe con ellos.

“No hay nadie en nuestra franquicia que no lo quiera de vuelta. Resumiendo, es obvio que nos gustaría tenerlo de nuevo en nuestro equipo. Cualquiera que piense que es mejor no tener en tu equipo a un chico que promedió 25 puntos y 13 rebotes, es que no está en sintonía con lo que se necesita para ganar en esta liga. Hay muchos factores que entran en juego, pero no hay una sola persona, entrenador o miembro de la oficina que no lo quiera de vuelta”, expresa a NOLA.com.

Escuchando al entrenador de los Pelicans el plan queda claro, pero otra historia es tener margen para ejecutarlo. Para empezar, Cousins es totalmente libre para elegir su próximo destino al ser agente libre sin restricciones. Claro que New Orlenas podría superar este escollo, pero aún les restaría encajar su salario en la cuenta total del equipo.

Los números son claros. Los Pelicans tienen comprometidos hasta 85 millones de dólares en solo cinco jugadores  Jrue Holiday (26 millones), Anthony Davis (25 millones), Solomon Hill (12,7 millones), Nikola Mirotic (12,5 millones) y E’Twaun Moore (8,8 millones). A ellos debemos sumar a Rajon Rondo, quien tras percibir 3,3 millones en la campaña 2017-18 pedirá un lógico aumento para continuar en Luisiana. Hecha esa cuenta llegaría el momento de dar el máximo a Cousins y completar la plantilla con jugadores de rol. El impuesto de lujo acecha a New Orleans.