Pops lo logra: Antetokoumpo, uno más

Cuando el nailon no reacciona ante la insistencia desde el triple de un combinado como el griego, las opciones, ya de por sí minúsculas de vencer al elenco supletorio del , terminan por desvanecerse del todo.

Tener la increíble suerte de contar con Giannis Antetokounmpo te asegura, mínimo, una bifurcación, siendo el equipo rival el encargado de escoger por cuál de ambos senderos prefiere que transcurra la agonía. La defensa individual, sello de identidad de la liga norteamericana, es casi una invitación a que su vigente MVP juegue y destroce como un MVP. En el ‘uno contra uno’, ya sea en estático aunque, sobre todo, en transición, el forward de los Bucks es prácticamente imparable.

De optar por la otra vía, esa en la que la que el marcaje de un sólo hombre cede ante la zona o las constantes ayudas (2vs1… 3vs1), pone en funcionamiento y bajo examen la artillería exterior. Y hoy, el perímetro griego no ha pasado el corte. Con un Anteto maniatado por la enorme defensa planeada por Gregg Popovich y los triples abiertos y despejados que se negaban a perforar el aro rival, la victoria ha sido un corolario lógico para Estados Unidos, especialmente desde el paso por vestuarios.

Un gran mate en contraataque de Papapetrou permitía abrir el segundo cuarto con un 19-17, esquivando el primer intento K.O., que con la selección nortemaericana puede llegar en cualquier momento. No obstante, su tesón atrás (especialmente de la mano de un Jaylen Brown que cobra importancia en la rotación), forzaba a los helenos a probar desde fuera –pues en todo caso preferían jugársela de tres en lugar de apostar por los contínuos missmatches en la pintura, fruto de mantener siempre un hombre grande en el quinteto–.

Pero el 4 de 17 desde 6,75 por la selección del Egeo, unido al acierto interior y de media distancia de Barnes, Turner, Waker y cía (pues desde el triple han estado incluso peor que los griegos –26% por 30%–), dejaban el guión más o menos encarrilado para el regreso del ecuador, con un 54-37.

Las defensas mandan

Y la emoción, ya temblorosa tras los primeros veinte minutos, terminaba por rendirse tras una salida fulgurante, otra vez desde la defensa, del combinado de Estados Unidos, con un Anteto convertido (y sometido) a uno más (boxscore final de 15 puntos y 13 rebotes con un 6/9… mortal con luz propia después de todo), ante un equipo y un seleccionador que supo respetarle y, consecuentemente, jugarle y controlarle casi en todo momento.

Como pequeña reflexión a modo de flash back, viejos roqueros que quizás cinco o seis (o diez) años atrás habrían soñado con contar con un hombre tan dominante como Anteto (Calathes, Printezis, Papanikolau, Borousis) en sus filas, se han mostrado hoy incapaces de aprovechar las ventajas que éste, con su simple presencia en pista, les generaba una y otra vez. El Team USA, aquí poco importa quiénes lo integren, rara vez perdona una vez; y desde luego no dos ni tres.

Kemba Walker y el propio y obstaculizado Antetokounmpo concluían, con 15 puntos cada uno, como los máximos anotadores del encuentro, pero el acierto en TC% (55% por 39%) decantaban la balanza por el bando habitual.

Mal partido de ambas selecciones en ataque, pero más solvente en defensa de los europeos y rozando la brillantez en el caso de los americanos, que en formato FIBA suelen dar muestras de que, cuando la situación lo exige, no tienen ningún problema en olvidarse de los focos y guardar la casa como un auténtico equipo.

¿Opciones de clasificación?

Resultado de 69-53 para los favoritos que, salvo improbable carambola (caerían eliminados si son derrotados por un marcador abultado ante Brasil y la República Checa gana a Grecia) estarán en cuartos de final.

También asequible pero bastante más difícil lo tendrán Antetokounmpo y los suyos para seguir vivos en este Mundial. Primero (premisa insoslayable) esperar a que EE.UU gane a Brasil… y a continuación deberán imponerse a la República Checa de Satoransky por 13 puntos o más.

(Fotografía de portada de Lintao Zhang/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

La extensión de LeVert con los Nets sorprendió al resto de ejecutivos de la NBA

El plan de Wade: entrenar con LeBron antes de los partidos

Siguiente