Antetokounmpo y Middleton son demasiado para los Pelicans


Los Bucks alcanzaron las 20 victorias tras vencer a los Pelicans por 129-125. De esta forma, los de Wisconsin dieron continuidad a su buena racha, que es ahora de cuatro triunfos consecutivos, manteniéndose así a la estela de Philadelphia y Brooklyn, quienes lideran la conferencia con dos triunfos más que el cuadro de Budenholzer. Nueva Orleans, por contra, perdió la oportunidad de acercarse aún más a los Mavericks, que ocupan ahora mismo la última plaza de acceso al play-in.

Milwaukee estuvo liderado por Giannis Antetokounmpo y Khris Middleton, que con 38 y 31 puntos respectivamente volvieron a alcanzar un grandísimo nivel y a llevar sobre sus espaldas a un equipo que sigue echando de menos a Jrue Holiday. El griego capturó además 10 rebotes, firmando así un nuevo doble-doble, mientras que Middleton firmó 7 capturas y repartió 5 asistencias.

No obstante, las dos estrellas no brillaron en solitario. Donte DiVincenzo, con 24 tantos, firmó la máxima anotación de su carrera, y lo hizo con un gran 9/16 en tiros de campo y aportando además 9 asistencias en la que fue posiblemente su mejor actuación en la NBA. No obstante, la guinda a su noche la puso en defensa, forzando la falta en ataque que impidió a los Pelicans buscar el triple que les diese el empate a 128 a pocos segundos para el final.

Dicha falta fue cometida por Brandom Ingram en una jugada bastante enrevesada en la que tanto él como Lonzo Ball tuvieron opciones de lanzar, pero optaron por seguir moviendo el balón hasta que finalmente perdieron la oportunidad de buscar el aro. En el caso del alero, quien pese a terminar con 23 puntos llevaba un 1/10 en triples, puede entenderse que optase por generar espacios para otros, pero Lonzo, que terminó con 20 tantos y un 6/10 desde el perímetro, quizás sí debió al menos mirar el aro cuando recibió pese a que aún quedaban unos segundos en el reloj.

Esto, no obstante, no empaña la actuación de los dos ex Lakers, que jugaron a un alto nivel, aunque no tanto como Zion Williamson. Con 34 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias, el sophomore se reivindicó como merecedor de un puesto en el All-Star Game, y con sus continuas penetraciones y cortes a canasta fue una continua pesadilla para la defensa de Milwaukee, especialmente en la primera mitad. En ella, el ala-pívot anotó 24 de sus tantos, pero los ajustes de los locales tras el descanso lograron hacer que bajara el ritmo y ayudaron a que la victoria se quedase en el Fiserv Forum.

(Fotografía de portada: Stacy Revere/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.