Anthony Davis deja en segundo plano la rivalidad con los Clippers

El flamante fichaje de los de oro y púrpura tiene claro que el único objetivo de la temporada es conseguir el anillo de campeón

Misma ciudad, mismo pabellón, pero diferente historia. La rivalidad entre Los Angeles y Los Angeles siempre se ha vivido desde la distancia, esa que separaba el éxito de los primeros con el fracaso de los segundos. Era algo casi intrínseco de la NBA. Todas las temporadas empezaban igual: a un lado unos iban a por el campeonato, mientras que al otro se acumulaban las derrotas. Y fue así hasta que los dieron la vuelta a la tortilla. Coincidiendo con el declive de Kobe Bryant, el hermano pequeño de Los Ángeles reunió a Chris Paul, Blake Griffin y DeAndre Jordan (entre otros) para colgarse legítimamente el cartel de aspirante. No les alcanzó, pero al menos pudieron disfrutar derrotando asiduamente a su vecino.

Sí, la historia ha querido que hasta ahora la rivalidad entre ambos haya tenido un constante componente de desigualdad, y decimos hasta ahora porque de cara a la temporada 2019-20 eso ha cambiado radicalmente. LeBron James y en Lakers. Kawhi Leonard y Paul George en Clippers. Por primera vez en Hollywood se vivirá una batalla de colosos, una que apunta a ser memorable y que puede dejar muy tocado al que salga derrotado. A este respecto, entiende que pese a que entiende la competencia, los Lakers miran más allá.

“No estoy seguro de lo que piensan en los Clippers. Pero sé lo que piensan los Lakers, y es exclusivamente en jugar al baloncesto. Obviamente ellos tienen un gran equipo, pero sabemos que para nosotros supondrá algo más grande que una rivalidad. Ya sabes, ganar un partido de este tipo está por debajo de ganar el campeonato. Teniendo eso en cuenta, para nosotros el único objetivo es ganar el campeonato este año”, señala para Red Bull Hoops.

Siguiendo esa línea marcada, el ala-pívot de los Lakers fue cuestionado por si internamente ya se había hablado explícitamente del objetivo. Davis asegura que no se ha hecho, pero porque ni siquiera hace falta. “Todavía no hemos hablado de eso, pero no creo que se necesario ni decirlo. Creo que en cualquier momento que te encuentres, tu objetivo siempre debe ser ganar un campeonato. Si no es así, no entiendo por qué juegas”, concluye.

Conseguir el anillo es la meta de los Lakers, pero también la de los Clippers. Por ese matiz, la disputa entre ambos se vivirá este curso de un modo especial. Acabar la temporada con una imborrable sonrisa depende para los dos de borrar la de su vecino. No habrá que esperar mucho para el primer asalto, ya que abren la campaña jugando entre ellos el 23 de octubre.

(Fotografía de Kevork Djansezian/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Daryl Morey lo tiene claro: “Somos los favoritos”