Anthony Davis: partidazo en New Orleans pese a los abucheos


Anthony Davis regresaba a la que había sido su casa durante sus siete temporadas en la NBA. Su camiseta, sin embargo, era distinta. Las luces del Smoothie King Center de Nueva Orleans se extinguían lentamente para dar paso a la presentación de los jugadores. En el momento que el speaker nombraba a Davis, un atronador clamor popular inundó el pabellón.

Los abucheos continuaron durante el partido, con la multitud burlándose del ala-pívot cada vez que tocaba la pelota y aplaudiendo cada pérdida de balón. Los Lakers respondieron alimentando la producción de Davis, quien lideró la unidad angelina en la victoria (114-110) sobre los Pelicans. El de Chicago finalizaría el partido con 41 puntos, convirtiéndose en el primer jugador en la historia en rebasar la barrera de los 40 puntos en su primer partido contra su exequipo.

Los Lakers tuvieron que hacer frente a un partido muy complicado, en lo deportivo y en lo emocional. Unos hiper-motivados Pelicans salieron en tromba al encuentro, mostrándose superiores en el rebote y especialmente letales en el triple. Jrue Holiday cumplía la función de ejecutor y organizador –29 puntos y 12 asistencias– para que los locales asumieran el mando y lograran una ventaja de trece puntos tras el primer cuarto. Brandon Ingram aportaría 23 tantos, aunque con una carta de tiro de apenas cuatro aciertos en 21 lanzamientos.

Tras la bofetada inicial, el entramado defensivo de Frank Vogel comenzó a funcionar y los Lakers empezaron a recortar terreno hasta firmar un parcial de 9-0 en el último cuarto que les ponía de nuevo por delante. En los últimos minutos, los de Alvin Gentry pecaron de nerviosismo, sufriendo excesivas pérdidas, errando numerosos lanzamientos y monstrándose incapaces de detener a un LeBron James en estado de gracia que sumaría 15 tantos en el último periodo para alcanzar los 33.000 puntos en su carrera.

Finalmente, Davis reiría el último, interceptando un pase a Jrue Holiday a cinco segundos para el final y anotando, posteriormente, los que serían los tiros libres definitivos para sellar la novena victoria consecutiva de unos Lakers (16-2) que comienzan a abrir una brecha con el resto de equipos del Oeste.

(Fotografía de portada de Chris Graythen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.