Anthony Davis se exhibe con 46 puntos frente a los Pelicans

Los californianos suman su cuarto triunfo consecutivo para seguir cómodamente en la primera plaza de la Conferencia Oeste

no tuvo piedad de su ex equipo en el Staples Center. El jugador interior de los desplegó toda su artillería baloncestística para aplastar a los con 46 puntos y 13 rebotes, números que sirvieron para que el partido acabase con victoria de oro y púrpura por 123-113.

El partido de La Ceja, el cual puede no sorprender por la cualidades que ya le conocemos, sí que supone un hito para la franquicia angelina, ya que esa combinación de puntos y rebotes no se daba desde 2003, año en el que un tal Shaquille O’Neal también alcanzaba tales guarismos.

Lo cierto es que Davis parece extra motivado ante su ex equipo. Ayer fueron 46 puntos y 13 rebotes con un 15 de 21 en tiros de campo (incluyendo un 3 de 5 en triples) y mostrándose infalible desde la línea de tiros libres con un 13 de 13. El 28 de noviembre, visitando el Smoothie King Center, fueron 40 puntos y 9 rebotes. Sí, en dos partidos les ha colocado un total de 86 puntos y 22 rebotes…

LeBron James tuvo una noche tranquila ante la exhibición de su compañero. El Rey, en un papel de facilitador, se fue a los 17 puntos, 15 asistencias y 8 rebotes en 37 minutos de juego. Más puntos para los californianos hizo Danny Green, que cerró un gran partido con 25 puntos y un 6 de 10 en triples.

El regreso de Ingram, Ball y Hart

Bajo los focos de Hollywood no faltaban ojos puestos sobre tres chicos que hasta hace meses parecían clave en el futuro de los Lakers. , y Josh Hart retornaban a la que fue su casa en sus primeros años en la NBA para jugar por primera vez como visitantes en el Staples Center. No lo hicieron del todo mal. Ball fue el máximo anotador de New Orleans con 23 puntos a los que añadió 5 asistencias y 2 robos. Ingram por su parte no tuvo su mejor noche y firmó un 10 de 27 en tiros de campo para 22 puntos. Josh Hart –también integrante del traspaso de Davis– quien se quedó en 5 puntos en 24 minutos.

Los Lakers no pasaron por alto el hecho de que eran visitados por tres chicos que fueron elegidos por ellos en primera ronda del draft hace relativamente poco. Queriendo tener un detalle con ellos, proyectaron un vídeo durante el primer corte del partido para darles la bienvenida. Durante el desarrollo del juego no faltaron momentos en los que el público mostró especial fervor con los uno contra uno de LeBron frente a Ball, o de Kuzma ante Ingram.

(Fotografía de Chris Graythen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Portland rompe una racha de cinco derrotas consecutivas

Siguiente