Anthony Davis sigue a lo suyo y lidera la paliza de NOLA a los Rockets

Si quieres ser el candidato al MVP, entre otros objetivos, la mejor puesta en escena es triunfar en la pista de uno de los candidatos al anillo. Eso es lo que hizo , que junto con , Julius Randle y , lideró la paliza que los le asestaron en su propio feudo a los . Aunque esto no haya hecho más que empezar, una victoria así curte.

Barrió NOLA a domicilio a los Rockets (112-131). El encuentro se terminó de alguna manera a la conclusión del segundo cuarto, cuando New Orleans lideraba la contienda por un esclarecedor 54-71. Houston jamás fue por delante en el electrónico y llegó a ir perdiendo por 29 puntos. Datos duros.

Un Davis de MVP

El dominio visitante se edificó en las cuatro figuras citadas, Davis, Mirotic, Randle y Payton. Empezamos por La Ceja, que sigue a un nivel brutal y continúa con su idilio particular en lo que a los Opening Night se refiere. Se le dan bien. Ayer, en 39 minutos firmó 32 puntos, 16 rebotes, 8 asistencias, 3 robos y 3 tapones. Estreno de lujo.


Aunque no fue el único. Nikola Mirotic dio razones, de nuevo, para los que defienden su fichaje desde Chicago hace unos meses. Perfectamente adaptado al juego de NOLA, el ala-pívot, titular y con media hora en sus piernas, hizo 30 puntos y 10 rebotes. Lo mejor, su 6/8 en triples. Llegó a ir 6/6. Los 30 tantos son su segunda mejor marca anotadora con New Orleans y la cuarta de su carrera deportiva.

Triple- doble para Payton

La fiesta de New Orleans la completó Elfrid Payton, con un certero triple-doble de 10 puntos, 10 asistencias y 10 rebotes. Se trata del undecímo triple-doble como profesional para el base y el primero con NOLA, en lo que era su debut con los Pelicans. Payton celebró de mejor manera su estreno en su nuevo destino a la vez que sobrepasaba una cifra centenaria y alcanzaba los 301 partidos en la NBA. Además, Payton es el primer jugador en hacer un triple-doble en su debut con un equipo desde que en 1983 lo lograra Lewis Lloyd, con Houston, precisamente. Jahlil Okafor, convaleciente de su pequeño problema en el tobillo, pudo aparecer un minuto de manera testimonial.

Carmelo, desde el banquillo

La primera vez en su carrera que Carmelo Anthony salía como suplente en un partido oficial de la NBA. Después de 1.054 duelos de Temporada Regular, Melo fue suplente. Y estuvo mal, con solamente 9 puntos. De los titulares, en el desastre de Houston, sobresalieron un poco los de siempre, James Harden, que rozó el triple-doble con 18 tantos, 9 capturas y 10 asistencias, y Chris Paul, 19 puntos. Además, P.J. Tucker puso 19 unidades anotadoras y, desde el banquillo, Eric Gordon aportó 21 puntos. Todo ello insuficiente.